Cumbre sobre innovación y tecnología se realizó en el corregimiento de Conejo, zona rural de Fonseca

Generales
Typography
Con el objetivo de escuchar las necesidades de la comunidad, en el corregimiento de Conejo, zona rural de Fonseca, se realizó la cumbre de innovación y tecnología.
En la jornada participaron empresarios internacionales, quienes desarrollaron algunos proyectos para dar solución a problemáticas como falta de agua potable, exceso de cosecha y falta de transporte, entre otras.
La iniciativa fue liderada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, a través de MIT D-Lab, la ONG World Vision y el Centro de Innovación de Tecnologías Apropiadas y Educación.
Un vocero de World Visión mencionó que “innovadores, emprendedores sociales, empresarios y las ONG internacionales han llegado a la región para transmitir sus capacidades y conocimientos a las comunidades más vulnerables, para plantear alternativas de desarrollo que permitan responder a las necesidades relacionadas con el acceso y tratamiento del agua, agricultura, transporte, educación, entre otras”. 
Durante la actividad, el representante anotó que la idea es “empoderar a las comunidades en la creación de proyectos para el desarrollo, ya se ha realizado en otras partes del mundo y ha generado resultados exitosos. En Colombia se espera que decenas de familias en La Guajira puedan construir conexiones sólidas para abordar desafíos y oportunidades locales”. 
Asimismo, indicó que hasta el momento este encuentro ha permitido el diseño colaborativo de cinco proyectos: primero, aprovechar algunos residuos para transformarlos en materiales de construcción que mejoren la infraestructura de las viviendas. Segundo, teniendo en cuenta que hay exceso de cosecha, explorar los procesos de producción que permitan la creación de varios productos a base de frutas. Tercero, desarrollar proyectos de educación didáctica con los niños. Cuarto, estructurar un sistema de movilidad y transporte para que campesinos puedan sacar sus productos a pesar de las condiciones en que se encuentran algunas carretas. Y quinto, utilizar filtros de agua y un sistema para purificación del recurso. 
Finalmente, enfatizó en que “estas propuestas harían de Fonseca un municipio ambientalmente más sostenible y desarrollado, en cuanto sus procesos de siembra, con más posibilidades de tener un recurso hídrico apto para el consumo, así como una región más protectora y amigable con los niños y jóvenes”.