La amistad, el valor más preciado

Opinión
Typography

Por Hernán  Baquero Bracho


La amistad en Villanueva, desde tiempos inmemorables ha estado ligada a su historia. La amistad que forjaron en este lugar por un largo tiempo y que dejó cimentada en los cantos vallenatos es para tener presente y lo que dejó establecido de lo que significa una amistad verdadera. Me estoy refiriendo a lo que unos colosos del Folklor como Emiliano Zuleta Baquero, Poncho Cotes Queruz, Rafael Escalona Martínez, Beltrán Orozco Dangond, Alfonso Murgas, Juan Félix Daza Martínez, ‘Toño’ Dávila, ‘Chico’ Daza, Enriquito Orozco, Lacides Daza, ‘El Tite’ Socarras, José Bolívar y ‘El Pipe’ Mattos, Reyes Torres, ‘Geño’ Celedón, Miguel Celedón, Silvestre Dangond Daza, la amistad de ‘Lucho’ Orcasitas y El ‘Negro’ Daza, la de ‘Beto’ Daza Mojica con ‘Checha’ Cortes, ‘Beto’ Amaya, José Ramón y Martín Vega, la que tuvo Ospicio Baquero Herrera con ‘Alvarito’ y ‘Goyo’ Orozco, ‘Juancho’ Dangond, ‘Chiche’ Mazeneth, ‘Juancho Tite’ Daza, Sabas Socarras, Augusto Romero, Ramiro Ramírez, entre otros, y todavía se siente en lontananza lo que constituyó para nuestra música, de donde prácticamente se formó una novela que aconteció aquí en Macondo con un colorido que ha dejado una estela de cantos, de versos en décimas en la ‘Tierra Bella’.
Después al producirse la inversión de valores, ya la amistad de la época no es la misma en las generaciones de hoy. La amistad se ha venido diluyendo y como el cambio climático, la capa de ozono ha venido destruyendo nuestro hábitat, así se ha vuelto la amistad en el presente, ya no son los afectos, sino los intereses económicos que la mueven, que la apalancan. La amistad ha tomado un valor monetario y en ella hasta el mismo Laureado cantautor Daniel Celedón Orsini, la describe en una magistral canción, donde ella-la amistad-está en una decadencia afectada por el cambio climático de los anti-valores. Pero como lo escribía en una de mis columnas, todavía quedan vestigios de buenos amigos, de una amistad sincera. Y de esos vestigios existen ejemplos en Villanueva. Se mantienen los cimientos de los afectos y la autenticidad de una amistad efectiva. Existe un grupo que es ejemplo de amistad, donde se destilan sentimientos puros y verdaderos, es un grupo de gente honesta y trabajadora que a través de la tertulia como lo hacían esos colosos del Folklor, disfrutan de forma amena que de ellos también se puede escribir una novela.
Este grupo que se ha convertido en un ejemplo de amistad, lo encabeza José Antonio ‘El Cacha’ Ustariz Mendoza, Raúl Daza, Fabel Gil, José Aragón Jiménez, Martín Cruz, José Silva, Álvaro Ariño, Efraín ‘El Mono’ Torres, Elías Villadiego, Nelson ‘Necho’ Hernández, ‘Galo’ Torres, Gabriel Consuegra (quien ya no está con nosotros) y el catedrático de la Universidad de La Guajira, Hugo Contreras Fuentes y Álvaro David Ramírez. La mayoría de ellos laboran en la Multinacional El Cerrejón y todos se conjugan con la amistad sincera que les brinda Gladys Araújo y Sara Abdala que vienen a ser como las esponjas de este grupo que se ha convertido en ejemplo de una amistad verdadera en la ‘Tierra Bella’. Allí se destilan sentimientos de afectos, de ideologías, de quimeras, de bullicio en una noche parrandera. Existe un respeto mutuo entre cada uno de ellos y óigase bien, jamás ha habido escaramuzas o malos entendidos entre ellos.
En este tertuliadero de amigos ‘El Mono’ Torres, describe al Folklor y sus anécdotas con su amigo Poncho Zuleta; el intelectual Hugo Contreras da clases por donde debe ir la educación en La Guajira, la política y el desarrollo de Villanueva; ‘El Cacha’ Ustariz siempre hace hincapié de lo que debe ser una buena amistad y de las bases que debe tener la familia para salir avante en la vida; Álvaro Ariño, es el ortodoxo y dogmático del grupo, para él, el termino intermedio no existe, o se es bueno o se es malo, o se es moral o se es inmoral y machaca sobre la honestidad, el colorido de ‘godo’ lo lleva impregnado en su sangre y en su vestuario, para él el liberal es un adefesio; José Silva, relaciona la historia a través de los números y de los principios de la ética y de la honestidad; José Aragón, es versátil, es poeta, conoce de literatura y de redacción, conoce la historia de Villanueva y es un docto en ella; Fabel Gil, manifiesta que en momentos difíciles, ha puesto su confianza en Dios y el señor le ha respondido con creces; ‘Galo’ Torres da clases de finanzas y de cómo mantener un flujo financiero sin arriesgar su patrimonio; en el mismo orden de las finanzas intervienen Raúl Daza quien es muy organizado y ‘Necho’ Hernández que con su pequeña empresa y aplicando principios de administración ha avanzado con ‘Carnes Mi Rey’ y el restaurante del mismo nombre, es ejemplo de superación; Martín Cruz es el más callado del grupo pero cuando interviene lo hace de una manera certera y Elías Villadiego es pura amistad sincera de un corazón enorme y con una capacidad de servicio en bien de su familia. ¡Para qué más! Este grupo se convierte en un aliciente y en ejemplo de amistad en nuestra Villanueva.