Diario del Norte - Primer Periódico de la Región Caribe

Register Login

Luis Guillermo Quintero Jiménez, toda una vida dedicada a formar futbolistas

"He dedicado mi vida al fútbol, han pasado tantos muchachos por aquí que a veces ni los recuerdo. Cuando escucho un ‘¡Profe!’ y volteo, ahí sí los registra mi mente”, así comenta ‘Doris’ su vida como entrenador de fútbol.
Luis Guillermo Quintero Jiménez es un fonsequero que lleva veinte años entrenando y aprendiendo de fútbol. En su pueblo natal son pocos los que lo conocen por su nombre de pila, pero si se refieren a ‘Doris’, todos saben que es el ‘profe’ quien ha entregado su vida al fútbol. 
Desde niño lo llaman ‘Doris’. “Cuenta mi mamá que ese era el nombre que me iban a poner pero no le agradó al registrador. Entonces decidieron ponerme Luis Guillermo en honor a dos tíos”, expresa Quintero Jiménez.
Dentro de su característica tula que lleva a todas partes, se pueden encontrar todos los instrumentos que se requieren para un entrenamiento o un partido de fútbol: balones, petos, uniformes  y conos siempre están allí.
En su larga trayectoria como entrenador de fútbol, ‘Doris’ ha conseguido grandes logros futbolísticos: la creación del semillero de Fonseca, disputar finales en torneos nacionales e internacionales, ser campeones de jóvenes talentos y tener más de 30 jugadores en las diferentes categorías de la Selección Guajira.
Este fonsequero ha sido el mentor de más de mil muchachos entre los que se destacan Luis Arturo Peralta, ‘Chuschu’, quien  actualmente es futbolista profesional y delantero de Gimnasia de Jujuy, en Argentina; también fue jugador de Gimnasia y Esgrima de La Plata y jugó con la Selección Colombia sub 15 y sub 17. Jonat Mejía Molina, quien fue goleador en el zonal que se realizó hace pocos días en Sincelejo, y que juega con la Selección de Antioquia, es otro de los tantos futbolistas que han pasado por las manos del profe ‘Doris’.
A Quintero Jiménez le ha tocado ser todero en el fútbol, entendiéndose como: presidente, entrenador, apoyo moral y psicológico para sus jugadores, gestor y hasta patrocinador de los mismos. “Aquí toca hacer de todo, pero es grande la satisfacción”, acota. 
‘Doris’ inició con el semillero tras un intercambio de fútbol donde terminaron invictos. Fue justo en ese momento cuando su hermano Eugenio le propone  crear un semillero, pero ya no de microfútbol sino de fútbol.
“En Fonseca habían muchas falencias en el fútbol, montamos el semillero y ya llevamos 20 años en este proceso. Alrededor de cincuenta muchachos empezaron con nosotros”, comenta Quintero Jiménez. 
Este entrenador consagrado se ha dedicado a formarse en todo lo que concierne a lo futbolístico, ha hecho diversos seminarios y ha participado en encuentros con Reinaldo Rueda que le han permitido establecer contactos y tener reconocimiento deportivo.
“El futbol ha sido un camino que Dios me ha puesto, que yo disfruto y por el cual vivo”, dice Quintero cuando a su deporte se refiere. Niños, jóvenes y adultos, conocen a ‘Doris’; muchas personas le dicen que debería aprovechar su reconocimiento para lanzarse a la política, pero él es renuente en el asunto.
Para Luis Guillermo cada partido jugado es su vida, “cada encuentro es una historia diferente, una vivencia irrepetible, a muchas personas les parece gracioso que yo patee, cabecee y grite sin estar en el campo de juego, son cosas que suceden y ni siquiera me doy cuenta”. 
De lo maravilloso que le ha regalado el fútbol a este fonsequero y con mayor valor que las medallas, trofeos  y ser campeón, es el cariño de los muchachos, ese que lo motiva cada día a seguir trabajando y a luchar para que consigan el sueño de ser futbolista. “Los muchachos que están por fuera llegan y me visitan, eso es gratificante, me quieren como un papá, el agradecimiento de los padres es total”, reitera ‘Doris’, un hombre sencillo y humilde, dadivoso y con gran amor por el fútbol.

COPYRIGHT © 2012 DIARIO DEL NORTE Gámez Editores. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular

Top Desktop version