Diario del Norte - Primer Periódico de la Región Caribe

Register Login

Empresa contratista parte una tubería, la desentierra y la remienda con una lámina de zinc

Lo inexplicable de la ingeniería ocurre en Cuestecitas, Albania. Randi Viloria, presidente de la JAC, denunció que una empresa contratista de Invías, al realizar una obra de alcantarillado pluvial en uno de los sectores de establecimientos de comidas del corregimiento, partieron el tubo, lo desenterraron y, para colmo de males, lo remendaron con una lámina de zinc.

Este ajuste irresponsable permitió que el tubo se tapara y toda la materia fecal cayera al alcantarillado pluvial.
Los vendedores de ‘queque’ y almojábanas tienen que utilizar mascarilla para soportar los malos olores que producen las aguas negras que a diario escurren de manera aberrante por el remiendo que realizaron en ese sector. Los niños que a diario transitan por allí junto con sus familiares están expuestos a enfermedades bacterianas.

Lilia Gómez Amaya, residente del sector, hace un llamado al secretario de Obras del Municipio para que hable con el contratista que realizó esta obra que ha quedado inconclusa. “Quién les dijo a ellos que nosotros queríamos zanjas, por qué no arreglaron los huecos del cruce que llevan años así. En vez de una solución nos trajeron fue un problema y un criadero de basura”, manifestó en tono de desagrado la mujer.

Por otro lado, Yesenia Miranda, habitante del corregimiento, señaló que ya casi nadie se acerca a comprar comida por los malos olores. “Esta vaina sí nos tiene ‘fregaos’, ya nadie va a comprar. Le hago un llamado a la Triple A para que nos colaboren y darle una pronta solución a este problema que se puede convertir en una emergencia sanitaria”, señaló la joven comerciante.

COPYRIGHT © 2012 DIARIO DEL NORTE Gámez Editores. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular

Top Desktop version