Diario del Norte - Primer Periódico de la Región Caribe

Register Login

Los presuntos autores de matanza de burros en Maicao no han sido capturados

Por la matanza de burros o el famoso ‘burrocidio’ de Maicao, nadie está detenido. Todos están libres. Los comerciantes de jumentos, al parecer, preparan su próximo cargamento para seguir burlando a las autoridades de La Guajira.
“La única que tiene problema soy yo”, asegura Ilma Amaya Romero, la dueña del predio donde sacrificaron los burros, presuntamente para vender la carne en la plaza de mercado, haciéndola pasar como carne de res.
“Es que todos están libres,  ahora el problema me ha quedado a mí, todos pasan por mi casa, se burlan, me gritan, se mofan de mí. Yo no vendo burros, no tengo ese tipo de animales”, explica la líder del barrio Santander.
Me pagaron 60 mil pesos. Ilma Amaya Romero es una mujer ampliamente conocida en Maicao. 
Ella lidera un grupo de mujeres que lucha por su barrio. Paradójicamente es una de las colaboradoras de la seguridad del cuadrante. 
Pero extrañamente aparece comprometida con el funcionamiento de un matadero clandestino en uno de los barrios tradicionales y céntrico de la ciudad fronteriza.
“A mi casa llegó un hombre y me propuso 60 mil pesos por guardar unos burros en el lote que tengo. No vi problemas. Él me dijo que los sacaba al día siguiente”, narra la líder maicaera.
“Ocho de los animales llegaron muertos. Los bajaron del carro. Yo le dije: ‘me sacan esos burros muertos’. El hombre comenzó a descuartizarlos, me dijo que quería aprovechar el cuero y la carne la iba a botar en el basurero.”, dijo la asombrada mujer.
Ilma Amaya arrastra ahora el estigma de ser la dueña de un matadero para burros cuyas carnes, dicen las autoridades, era comercializada en las plazas de mercado.
“Esa carne no iba para el mercado. Todos los burros los llevan a Medellín para hacer salchichones, butifarras”, explica con mucha solvencia la señora Amaya Romero.
Burros en su casa 
 “Toda el agua negra me ha caído a mí, pero nadie dice nada, a quién le pagaron 2 millones de pesos para que se llevara los burros del patio de mi casa, los cuales aun estánban allí. A un funcionario le dieron un dinero para que se hiciera cargo de todo y, hasta el momento, nada han hecho”, denuncia la líder del barrio Santander.
Medidas
El secretario de Salud departamental, Gonzálo Araujo, mostró su estupor por las noticias de los medios, en donde se muestra el sacrificio de burros en un patio y cuya carne, al parecer, iba a ser comercializada eludiendo los filtros de rigor establecidos por el Gobierno.
“Esto pone en peligro la salud de la gente. Nosotros hacemos operativos, ejercemos controles, pero el transporte de estos animales los autorizan otras entidades. En ese tema no podemos meternos nosotros”, explicó Araujo.
Ica entrega permisos
 Todos apuntan a que el Instituto Colombiano Agropecuario -ICA- entrega los permisos para que los animales salgan del Departamento.

COPYRIGHT © 2012 DIARIO DEL NORTE Gámez Editores. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular

Top Desktop version