Diario del Norte - Primer Periódico de la Región Caribe

Register Login

Para el Gobierno Nacional, los maestros guajiros tienen menos valor

Después de su prolongado silencio, la Sociedad Médica de Riohacha les salió al quite a las graves denuncias que por parte del Magisterio guajiro se han venido formulando a través de los diferentes medios de comunicación, donde se les responsabiliza de prestar un mal servicio que ha derivado en la muerte de varios docentes.

 

Durante una rueda de prensa se escucharon graves denuncias por parte de los directivos de la Sociedad Médica. Una de ellas debería ser investigada por parte de la Fiscalía y tiene que ver con un supuesto porcentaje del 4 % que pedía la Clínica del Norte en Barranquilla, que en el pasado era la dueña del contrato para prestar el servicio médico a los docentes.
Dicen los médicos que por un contrato tenían que pagar hasta 1.600 millones de pesos. Pero, además, han denunciado que, extrañamente,  a cada docente se le descuenta en promedio 200 mil pesos como aporte a la salud, pero a ellos solo les reconocen 58 pesos. 
Lo raro es que un docente guajiro aporta igual o mucho más, pero el Estado solo retribuye una suma inferior a las del resto del país. ¿Por qué? Buena pregunta que debe ser analizada en profundidad. Resulta que la calidad de vida de los habitantes de este departamento es tan mala que pauperiza su sistema de salud, y por ende debe acudir mucho más a los centros de salud, gastar más medicamento y atención hospitalaria.
De la UT del Norte a la UT de Oriente las diferencias no son muchas. Los docentes aseguran que “salieron de Guatemala para meterse en Guatepeor”, o que “ha sido peor el remedio que la enfermedad”.
Los dueños del contrato han sido la Unión Temporal del Norte, que representaba a la Clínica del Norte en Barranquilla, y ahora, la Unión Temporal de Oriente Región 5, que maneja Ricardo León Franco.
Los directivos de Asodegua han dicho que los interlocutores válidos para discutir el tema de salud son la Unión Temporal de Oriente, el Ministerio de Educación y el Fondo de Salud del Magisterio.
Pero a esta reunión, prevista para hoy, deben asistir voceros de la Sociedad Médica de Riohacha, porque precisamente sobre ellos recaen todas las acusaciones sobre una presunta mala prestación de los servicios de salud, y ellos deben explicar cuáles son las razones.
No escuchar a la Sociedad Médica es dejar el problema a mitad de camino. La Sociedad Médica debe corroborar ante el Ministerio de Educación cómo es que el dinero que le descuentan a cada maestro se queda en mitad del camino, y solo 58 pesos se destinan para la atención de estas personas, lo que hace imposible que  se mejore su calidad.
Todo el pueblo de La Guajira ha respaldado la posición de los maestros que reclaman mejor prestación de los servicios de salud, pero, a su vez, reclaman para que no se condene a una empresa de médicos oriunda de La Guajira sin haberla vencido en un debate. Por eso, se exige que a ellos se les escuche hoy para que finalmente se puedan atar muchos cabos que andan sueltos, y que podrían ser los que afecten la buena prestación de los servicios de salud a los docentes y sus beneficiarios.
Toda la comunidad guajira espera que hoy se les entreguen alternativas para que se garantice una mejor atención a los docentes, pero también que se apliquen niveles de equidad. Nuestros maestros no pueden valer menos que los demás.

COPYRIGHT © 2012 DIARIO DEL NORTE Gámez Editores. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular

Top Desktop version