Diario del Norte - Primer Periódico de la Región Caribe

Register Login

Alcalde debe llamar a extras a los concejales de Riohacha

La ciudad de Riohacha se encuentra en riesgo de paralizarse debido a que la mayoría de los concejales fueron suspendidos por más de 8 meses por parte de la Procuraduría, en fallo de segunda y última instancia. La parálisis obedecería a la no aprobación de 5 proyectos que requiere la ciudad para su normal desarrollo, estos involucran convenios, obras y servicios públicos.

A nuestro criterio, el alcalde Rafael Ceballos debería llamar a sesiones extraordinarias al Concejo de Riohacha antes de que estos sean notificados de su sanción de 8 meses por parte de la Procuraduría, proceso que debería quedar en firme por lo menos en 15 días, tiempo suficiente para que los cabildantes aprueben los proyectos que la ciudad requiere con urgencia. En este llamado que hacemos estaría la voluntad del alcalde en que los convoque a extras, y del otro lado, el gesto de grandeza con la ciudad y sus habitantes por parte de los concejales en aprobar lo que consideren conveniente. Aclarando que la ley establece que mientras los concejales no sean notificados de la sanción, estos tienen facultades, derechos, deberes y atribuciones.

Pero ¿qué pasa si el alcalde no llama a sesiones extras al Concejo de Riohacha?, se estarían paralizando los siguientes proyectos:

Primero: el alcalde de Riohacha no tendría facultades para contratar y desarrollar las obras programadas en la siguiente vigencia, no podrá modificar el presupuesto del 2014 y no podrá incorporar al presupuesto los recursos que consiga con los entes nacionales.

Segundo: en materia de convenios y vigencias futuras estarían a punto de perderse cerca de 10 mil millones de pesos que Invías asignó para Riohacha y un empréstito de 50 mil millones de pesos avalado por el Ministerio de Hacienda. En iguales circunstancias se encuentra el convenio con la Policía para dar al servicio los guías de tránsito. Todos ellos deben hacerse antes de la Ley de Garantías. 

Tercero: aún se encuentra pendiente la aprobación de los subsidios de los servicios públicos, y en caso de no lograrse en las presentes extras, los ciudadanos resultarían afectados con el subsidio, principalmente los 25 mil hogares que se encuentran en los estratos 1 y 2, que se benefician con el 50 % de la facturación de agua y alcantarillado, y cerca de 5 mil hogares en el estrato 3 que se benefician con el 10 % de la facturación de los servicios.

Cuarto: la ciudad de Riohacha requiere que el alcalde le defina el mecanismo para poder contar con un operador permanente de alumbrado público que actualmente no cuenta.

Quinto: el municipio está en riesgo de no contar con el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que debe ser aprobado en la presente vigencia y que actualmente se encuentra en Corpoguajira para su estudio.

En conclusión, si el alcalde de Riohacha no llama a sus concejales a sesiones extras, la ciudad corre el riesgo de paralizarse, y en caso de llamarlos, se requiere de la celeridad de los concejales en aprobar aquellos proyectos que consideren a bien.

COPYRIGHT © 2012 DIARIO DEL NORTE Gámez Editores. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular

Top Desktop version