Diario del Norte - Primer Periódico de la Región Caribe

Register Login

La pobreza atrapa a La Guajira

El 64.3% de la población de La Guajira se encuentra en la línea de pobreza, mientras que el país registra un promedio de 37.2%. Lo que es peor, el 35.87% está en la línea de pobreza extrema.

Espeluznante cifra. Produce terror saber que la gran mayoría de nuestros conciudadanos en la hermosa península tiene serios problemas para ganarse un salario mínimo y llevar la comida a sus hogares.

Genera preocupación porque estamos hablando del departamento que produce actualmente el 85% del gas natural que se consume en el país y el mayor exportador de carbón hacia los mercados internacionales.

Pero aterra más, porque precisamente a este Departamento, el que registra los mayores rangos de pobreza en Colombia, el presidente Juan Manuel Santos le acaba de quitar de un solo zarpazo sus regalías, bajo el argumento de buscar una equidad social.

Esas estadísticas son reales. Por ello, cada día vemos que aumenta el número de personas en los semáforos, en los parques, en las esquinas, pidiendo para poder comer, y otros durmiendo en el frío suelo. Eso, para hablar apenas de quienes salen a las calles céntricas, pero qué decir de aquellos que se quedan en las invasiones, en los barrios periféricos, a la espera que el Estado active algunos programas que los enlace con el crecimiento que continuamente habla el Dane.

Estos grandes rangos de pobreza que tenemos en La Guajira se reflejan en los aumentos de los índices de inseguridad: atracos, robos, hurtos a residencias, extorsiones, boleteos, fleteos, asesinatos.

Estamos frente a una sociedad que cada día se empobrece, mientras un reducido número de ciudadanos se enriquece, al mismo ritmo que se genera pobreza.

En La Guajira cada día somos más pobres, pero paradójicamente cada vez aumentan las solicitudes de licencia para explotar sus recursos, como son el carbón, gas natural, petróleo y otros yacimientos minerales.

Lo tenemos todo, y carecemos de todo. El rango de pobreza de esta región se tipifica en los pésimos servicios de acueducto y alcantarillado, los cuales se encuentran privatizados, pero las empresas concesionarias no responden a los contratos otorgados. Se refleja en el desempleo. Cada día llega más gente de otras partes del país buscando nuevos horizontes en esta región.

Las nuevas empresas contratan a quienes no viven en el Departamento. Los grandes contratos que otorgan benefician a empresas que no tienen asiento en la Península y otras que son registradas solo para cumplir con los requisitos.

El déficit de vivienda aumenta en la medida que llega gente de otros lares, elevando la demanda de agua, alcantarillado, servicios de energía.

La mayoría de las empresas contratistas que llegan hacen sus compras fuera del Departamento, lo que permite que la plata que se genera aquí se gaste en otra parte.

Para el próximo 6 de diciembre, el gobierno de Jorge Pérez proyecta presentar las  estrategias del programa  ‘La Guajira Emprendedora G-Emprende’, ojalá estos programas no queden en simple intención en la agonía de un gobierno.

COPYRIGHT © 2012 DIARIO DEL NORTE Gámez Editores. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular

Top Desktop version