Campañas sucias

Contrario a lo que la comunidad está esperando para conocer a quienes se inscribieron para participar de las elecciones a Senado y Cámara de Representantes, algunas campañas en La Guajira están dedicando sus esfuerzos al trabajo sucio.

Cada candidato debe promover el trabajo limpio, dejarse conocer por sus propuestas, por el conocimiento que tienen de su departamento, por las soluciones que pueden plantear, por la gestión que pueden realizar desde el gobierno nacional si logran el triunfo.

Los tiempos han cambiado, y la forma de promover las candidaturas también, es hora de dejar a un lado las mezquindades y las envidias, si realmente se está buscando un voto libre e informado.

En una campaña tan corta el tiempo debe aprovecharse de la mejor manera posible, razón por la cual los candidatos deben hacer un mejor uso de todos los medios para comunicarse, para lograr el apoyo fundamentado en el conocimiento, en el pensamiento, en lo que realmente son y lo que representan.

Es también la oportunidad para que desde la Cámara de Comercio de La Guajira se pueda promover un gran debate con los candidatos a la Cámara de Representantes y al Senado como otra herramienta válida para ayudar a una mejor decisión del elector.

Si bien es cierto que las alianzas juegan un papel importante en el debate electoral, también lo es la falta de confianza de parte de la comunidad en los candidatos, otra razón para que dejen a un lado los ataques entre sí y se esfuercen en realizar un trabajo serio y disciplinado.

Creer que el dinero lo puede todo es otra equivocación, sin embargo, es necesario para invertir en las necesidades propias de una campaña como el transporte, la alimentación y la publicidad, que no se puede confundir con la información sobre diversos temas, y otros, de allí que también es importante que informen de dónde provienen los recursos.

Es hora de que cada uno de los candidatos se promueva con decencia, que conquiste el voto de opinión y que sus campañas den ejemplo de civilidad y respeto.