Se cumplió la última sesión del Gran Debate Radial de Cardenal Stereo, con los candidatos a la Cámara por La Guajira

En los estudios de Cardenal Stereo en Riohacha, se desarrolló la tercera y última sesión del Gran Debate Radial realizado en asocio con la Cámara de Comercio de La Guajira, para que los votantes conozcan las propuestas de sus candidatos a la Cámara de Representantes.

En esta ocasión, el debate contó con la participación de los candidatos Igor Díaz, Juan Loreto Gómez, Pedro Arteta, Jorge Martelo, Alejandro Rutto y Miguel Pitre.

En la primera ronda de preguntas, Pedro Arteta mencionó que es necesario que las personas que resulten electas como representantes por La Guajira, tengan claras sus funciones en el Congreso, especialmente en lo que respecta al control político a los recursos que se invierten en el departamento.

Para Igor Díaz, quienes sean los representantes de La Guajira también deben velar por que la extracción de carbón respete el medio ambiente y la salud de las zonas de influencia de la mina.

A su turno, Jorge Martelo indició que su prioridad como congresista será impulsar normas desde la Comisión Quinta para mejorar el sector agro de La Guajira. Y Miguel Pitre desea estar en la comisión económica de la Cámara, para legislar a favor de más recursos para el departamento.

Juan Loreto Gómez prefiere la Comisión Sexta, para para impulsar proyectos de mejoramiento de la infraestructura vial, y las comunicaciones, para mejorar la competitividad del agro. También propone nacionalizar la Universidad de La Guajira.

Alejandro Rutto durante una de sus intervenciones en el debate, junto a Juan Loreto Gómez y Miguel Pitre.

Y finalmente, Alejandro Rutto expresó su deseo de llegar a la Comisión Segunda, la de relaciones internacionales, para impulsar la política portuaria de La Guajira, las zonas francas y de migración.

En la segunda tanda del debate, se habló acerca de cómo mejorar las condiciones de los municipios de la frontera con Venezuela, especialmente Maicao. En ese sentido, Igor Díaz considera que en el Congreso se debe reformar la Ley de Fronteras para que sea más favorable a los intereses económicos de La Guajira. Además el candidato y dirigente sindical señala que las leyes aduaneras también deben favorecer a los consumidores que compran productos en Maicao.

Jorge Martelo también considera que una nueva Ley de Fronteras debe ser útil para que La Guajira se convierta en plataforma de exportación de bienes producidos por el sector agropecuario como alimentos. Entonces, Martelo expresó que la normatividad actual limita las capacidades del departamento para hacer crecer su economía, pues piensa que la Ley sólo está favoreciendo a grandes empresarios, en lugar de los pequeños emprendedores.

Y para Miguel Pitre, la actual Ley de Fronteras sí tiene las herramientas necesarias para reactivar la economía en municipios como Maicao, a través de una política adecuada a nivel departamental. En ese sentido, Pitre señala que el gobierno de Maicao debe invocar la Ley para reactivar lo más pronto posible la actividad comercial del departamento.

Juan Loreto Gómez fue más allá, y planteó que la zona especial aduanera debe extenderse más allá de Maicao, para que otros municipios guajiros puedan aprovechar las ventajas de esta figura en sus territorios.

Alejandro Rutto señaló que la actual Ley de Fronteras tiene las facultades para crear unidades de desarrollo fronterizo, pero para sacarle provecho considera que es necesario que la Dian no violen la Ley emitiendo resoluciones que limiten el comercio de Maicao.

Al respecto, Pedro Arteta recordó que la Dian y la Policía Nacional violentan las normas creadas para estimular el comercio en La Guajira, por eso promete alzar la voz contra estos abusos en caso de resultar elegido en el Congreso.

Pedro Arteta, Igor Díaz y Jorge Martelo durante el debate.

Los candidatos revelaron sus principales propuestas particulares para llevar al Congreso en caso de lograr una de las curules en la Cámara de Representantes.

Jorge Martelo dijo que si llega al Congreso, su primer proyecto de ley será una norma para impulsar el empleo de La Guajira a través de la industrialización, el turismo y el comercio marítimo.

En cambio, Miguel Pitre dijo que el Congreso no ha actuado con justicia social para revindicar las necesidades de La Guajira. Por eso promoverá crear una ley de desiertos y la creación de un Ministerio de Alimentos.

Luego, Juan Loreto Gómez expresa que es necesario que la explotación de energía en La Guajira tenga una contraprestación en el territorio para luchar contra los problemas del pueblo guajiro. Y Alejandro Rutto considera que desde el Congreso se debe impulsar una política de justicia social para mejorar las condiciones de vida de los guajiros, cerrar las brechas con las otras regiones de Colombia, y superar la inequidad.

Para Juan Loreto Gómez, se debe trabajar por leyes que le permitan a La Guajira ganar más contraprestaciones de la producción de energías alternativas para obtener recursos que permitan luchar contra los problemas sociales de las comunidades del departamento.

Miguel Pitre también mencionó que la transición hacia energías renovables limpias debe ser uno de los ejes para impulsar la economía de La Guajira gracias a la creación de nuevos puestos de trabajo.

Y para generar más empleo, candidatos como Juan Loreto Gómez hablaron de la necesidad de impulsar el desarrollo empresarial mediante exenciones a emprendimientos. Esta idea la complementó Alejandro Rutto agregando que se deben fortalecer otros renglones como el turismo, el comercio internacional con las islas del Caribe y la explotación de productos agrícolas para consumo propio, y la exportación.

Igor Díaz también considera que la economía departamental también se puede fortalecer mediante el desarrollo agrícola y la producción de energía eléctrica con fuentes limpias como el viento y el Sol.

Y Jorge Martelo le apuesta a impulsar leyes que fomenten la industrialización de La Guajira. Además también opina que la producción de energía eléctrica debe producir retribuciones económicas para mejorar la financiación de la educación, y mejorar la prestación de servicios públicos.