Caterine Ibargüen no logró los votos suficientes para alcanzar un escaño en el Senado

El triunfo que acompañó muchas veces en las pistas del mundo a la atleta colombiana Caterine Ibargüen no estuvo de su lado, pues no logró los votos suficientes que la llevarían a instalarse en el Senado en las elecciones legislativas.

La saltadora de triple, ganadora de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y cuatro años más tarde, en Río, de oro, era la cabeza de lista del derechista Partido de la U.

Ibargüen no hizo campaña a pie de calle sino que basó su estrategia electoral en las redes sociales, las mismas que utilizó para pedirle al electorado que saliera a votar como lo hizo ella «con la esperanza del cambio que necesita mi Colombia».

De acuerdo con la Registraduría de Estado Civil, escrutadas el 96,99 % de las mesas Ibargüen obtenía 41.793 sufragios, muy lejos de los 147.415 que logró Juan Carlos Garcés Rojas, el más votado del Partido de la U.

Ibargüen, que tenía como bandera el deporte, incluso alcanzó a expresar que el primer proyecto que impulsaría en el Senado sería referente a que el Gobierno le diera una retribución económica a los deportistas que ganaran medallas sin importar la edad, condición social o nivel de ingresos que tuvieran.

Por ahora estas y otras iniciativas de la campeona olímpica quedaron en el papel pues los otros candidatos de su partido enfocaron sus propuestas en aspectos como apoyo a los niños y jóvenes en educación, medio ambiente, apoyo a las pequeñas empresas y a los emprendedores.