Alcaldía de Dibulla no ha podido corroborar número de niños fallecidos en la Sierra Nevada, por falta de permisos

La Alcaldía Municipal de Dibulla es una de las entidades al frente de la emergencia provocada por el brote de una extraña enfermedad en la Sierra Nevada de Santa Marta, que ha afectado la salud de los niños de la comunidad indígena de Taminaka.

“Es muy difícil poder precisar, porque el acceso a estas comunidades en la parte alta, no nos lo permiten por sus costumbres, y es su IPS indígena a la que le corresponde este tipo de atención. Tenemos de manera preliminar esta información de 21 niños fallecidos”, dijo el alcalde de Dibulla, Marlon Amaya.

El mandatario local manifestó que su administración ha intentado realizar actividades en la parte alta de la Sierra Nevada, pero hasta ahora siempre se les ha negado el acceso.

“Hoy tenemos programas en atención de salud, que han llegado a la parte baja, pero para la parte alta siempre se nos ha dificultado, es imposible el acceso, hemos tratado de hacer varias concertaciones para que nuestra IPS pública pueda participar y en ese ejercicio hemos estado bastantes meses, pero ha sido imposible.  La información es imposible precisarla”, dijo el alcalde Amaya.

Pese a los inconvenientes, el gobierno de Dibulla anunció que una comisión integrada por autoridades civiles y expertos médicos subirá hasta las comunidades afectadas por el brote.

Autoridades tradicionales de la Sierra Nevada de Santa Marta indican que más de 300 personas han resultado afectadas por la epidemia que afecta a sus territorios desde el 1 de marzo.