Fiscalía acusa a dos oficiales, un coronel y un patrullero de la Policía por homicidios en las protestas de 2021

La Fiscalía General de la Nación presentó el escrito de acusación contra dos oficiales, entre ellos un coronel, y un patrullero de la Policía por su presunta responsabilidad en varios homicidios cometidos durante las protestas de 2021 en Cali, principal ciudad del suroeste de Colombia.

Así lo informó este lunes ese organismo, que detalló que un fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos presentó «escrito de acusación contra un coronel, un teniente y un patrullero de la Policía Nacional por algunos de los homicidios y casos de lesiones personales» en las manifestaciones.

Uno de los acusados es el patrullero Wilson Orlando Esparragoza Corcho, que según la investigación de la Fiscalía fue quien disparó el proyectil que le ocasionó la muerte a un joven que participaba en una protesta frente a una estación policial el 28 de abril de 2021.

«Para la Fiscalía, la víctima se encontraba en indefensión y no era una amenaza inminente para las personas. Así que el actuar del funcionario habría sido desproporcionado y violatorio de los principios que deben acompañar a quienes salvaguardan el orden. En ese sentido, la acusación es por el delito de homicidio agravado«, agregó la información.

El otro acusado es el teniente Néstor Fabio Mancilla Gonzaliaz, que «en su condición de comandante del Grupo de Operaciones Especiales -Goes- estaba a cargo de un componente de hombres que, supuestamente, disparó contra manifestantes y ciudadanos ajenos a las concentraciones sociales, en dos eventos diferentes».

Uno de ellos ocurrió el 30 de abril y en él murieron dos personas y otras dos resultaron heridas, mientras el otro sucedió el 3 de mayo, con un saldo de tres víctimas mortales y dos lesionados.

«La investigación da cuenta de que el oficial, supuestamente, falló en el deber de dirigir y controlar a los efectivos de su unidad, y no tomó las medidas necesarias para evitar más víctimas. El escrito indica que sería el posible responsable de los delitos de homicidio agravado y lesiones personales«, expresó la Fiscalía.

El último caso es el del coronel Édgar Vega Gómez, que era comandante operativo de la Policía Metropolitana de Cali y se le acusa de haber «incumplido al compromiso institucional y constitucional de velar por la seguridad de los civiles participantes en las jornadas de protesta, y, presuntamente, no tomó los correctivos necesarios para evitar los excesos que se produjeron».

Por ello se le acusa de los delitos de homicidio agravado y lesiones personales.

Cali fue el epicentro de las protestas del año pasado en Colombia, en las que murieron más de 80 personas, muchas de ellas por la respuesta policial.

Un informe de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos publicado el pasado diciembre habló de «graves violaciones a los derechos humanos» durante las protestas y apuntó que al menos 28 de las 46 muertes constatadas fueron por acción de la Policía.

Por su parte, Human Rights Watch –HRW- asegura que los uniformados mataron a por lo menos 16 personas con munición letal de armas de fuego y registró 68 muertes durante las protesta de mayo y junio del año pasado.