Plan de Ordenamiento y Manejo de las Cuencas Hidrográficas del río Villanueva

 

Este artículo es una recuperación crítica para hacer una devolución lo más sistemática posible a los lectores del Diario del Norte del Conversatorio: “Recuperación y conservación del río Villanueva – Guajira” realizado el 11 de abril 2022 en la Institución Educativa Esteban Bendeck Olivella y transmitido en vivo por Facebook live y YouTube con la asistencia de cuarenta participantes.

Para el conversatorio se tuvo como insumo los trabajos realizados por el Equipo Interdisciplinario de Villanueva – Guajira Equivigua (Caracterización del cerro Pintao y la cuenca del río Villanueva, 1978, y el Estudio preliminar interdisciplinario de Villanueva, 1976), el articulo del suscrito: ‘Sequia en Villanueva’ (20 enero 2022), la ‘Respuesta a la solicitud que hizo el sociólogo Normando Suárez, Planes de Ordenamiento de la Cuenca del río Villanueva’ (26 de enero de 2022), el editorial ‘Se muere el río Villanueva’ (Diario del Norte, 7 de febrero de 2022), y fundamentalmente, planteamientos, recomendaciones y propuestas de los asistentes al evento híbrido presencial-virtual.

Las palabras de los asistentes que circularon por tres horas, tuvo como referente principal el contenido del decreto 1640 de 2012 “Por medio del cual se reglamentan los instrumentos para la planificación, ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas y acuíferos, y se dictan otras disposiciones” y la Guía técnica de los Pomcas 2014, emitida por el Ministerio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ideam, Parques Nacionales y las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible.

Desde el comienzo del conversatorio los participantes insistieron discutir la relación del Plan de Ordenamiento y Manejo de las Cuencas Hidrográficas – Pomca del río Villanueva, con la posible explotación de las reservas de cobre en el cerro Pintao, a propósito de una reciente socialización en Villanueva y Urumita de la exploración de material cuproso promovida por la Agencia Nacional de Minería y una firma canadiense.

Nosotros advertimos que se estaba incubando la posibilidad de una consulta popular en el municipio de Villanueva y en los municipios de El Molino, Urumita y La Jagua del Pilar a la alternativa de escoger entre el agua de los ríos de estos pueblos y la explotación del cobre. Hice referencia a la experiencia del páramo de Santurbán (Área Metropolitana de Bucaramanga) y en el municipio de Cajamarca en el departamento del Tolima. Complementariamente, plantié la necesidad de prepararse para las consultas previa, libre e informada y las licencias ambientales respectivas.

Las conclusiones del conversatorio se concretaron en las siguientes propuestas. Primero, se acordó que de las opciones para recuperar y conservar la fuente de agua del municipio, la más eficaz e integral es la formulación, concertación, aprobación, ejecución, seguimientos y evaluación de un Plan de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca Hidrográfica del río Villanueva – Guajira. (Articulo7° Decreto 1640 de 2012).

Segundo, insistir de forma sostenida ante Corpoguajira para que cumpla con el parágrafo 1° del artículo 18 del decreto 1640 de 2012: “Es función de las corporaciones autónomas regionales y de Desarrollo Sostenible la elaboración de los Planes de Ordenación y Manejo de las Cuencas Hidrográficas de su jurisdicción, así como la coordinación de la ejecución, seguimiento y evaluación de los mismos. ”En este sentido, para efectos de la financiación de Pomca del río Villanueva, es conveniente revisar los artículos 41 y 42 del decreto 1640 de 2012.

Tercero, se constituyó un Consejo de la Cuenca provisional del río Villanueva y se acogió la definición como instancia de participación, sus funciones, su composición, de acuerdo con el artículo 7 del decreto 1640 de 2012 y la Resolución 509 de 2013. Acordaron reunirse en abril 30 de 2022 para construir el respectivo plan de trabajo.

Cuarto, estructurar un programa de educación ambiental para implementarlo en la cuenca del río Villanueva.

De concretarse la viabilidad y factibilidad de la explotación del cobre, la comunidad villanuevera, molinera, urumitera y jagüera tendrá que tomar una decisión de conveniencia para preservar los cinco ríos de sus jurisdicciones que son vitales para su sobrevivencia y enfrentarse inevitablemente al dilema: ¿Agua y/o cobre?