«Valledupar le demuestra a Colombia que es la ciudad símbolo de la reactivación”: Iván Duque

“Valledupar le demuestra a Colombia que es la ciudad símbolo de la reactivación, de la vacunación, de toda la unión, de la cultura para el desarrollo”, expresó el Presidente Iván Duque al dar apertura a la edición 55 del Festival de la Leyenda Vallenata. 

“Hoy se inicia este Festival número 55, donde se le rinde homenaje al maestro Jorge Oñate, donde se recuerda la voz de Consuelo Araújo Noguera, donde se recuerda a Gabriel García Márquez, donde se recuerda a todo ese grupo de fundadores que le apostaron a esta ciudad”, sostuvo.

Resaltó que, cuando llegan a Valledupar los turistas del extranjero y los colombianos de todos los rincones del país a darle la bienvenida a la cultura, “lo hacen porque Colombia es cultura vallenata”.

Desde la Plaza Alfonso López, el Presidente recordó que su Gobierno le deja al Cesar la mayor inversión de la historia del departamento en vías, programas sociales, matrícula gratis, ingreso solidario y, sobre todo, en el apoyo a la cultura.

El Mandatario agradeció el homenaje póstumo que el Festival rinde a su señor padre, Iván Duque Escobar, quien “quiso a esta ciudad con el alma” y contribuyó a posicionar el certamen a nivel nacional e internacional.

“Sé que desde el Cielo está feliz con el pueblo vallenato, está feliz honrando a los juglares, a los maestros, pero, sobre todo, está feliz, porque este Festival, después de dos años de pandemia, le demuestra al mundo la berraquera del pueblo colombiano, que no se rinde, que no se amaina y que no se doblega”, concluyó el Jefe de Estado”.

Los eventos del Festival se iniciaron en la tarde con el desfile de Piloneras Mayores, cuyo recorrido folclórico comenzó en la Glorieta de los Músicos y terminó en la Plaza Alfonso López.

Este año se realiza también la quinta edición del Rey de Reyes, competencia especial que escogerá a los mejores en las categorías de Acordeón Profesional, Canción Vallenata Inédita y Piqueria, hecho que sin duda ha aumentado su trascendencia y proyección y que año tras año cuenta con un público amante de este folclor, como visitantes nacionales y extranjeros, estudiosos e investigadores.

Los organizadores del Festival esperan recuperar y superar cifras de asistencia. La meta es lograr una ocupación superior al 90% conseguida en el 2019, antes de pandemia, en los servicios hoteleros, y dinamizar la economía de la ciudad y su área metropolitana.

En el 2019 este acto cultural contó con 120.000 visitantes, de los cuales 8.000 ingresaron vía aérea y el gasto en promedio por turista era de más de un millón de pesos; así mismo, 200.000 personas participaron en los más de 220 eventos entre culturales y espectáculos públicos.