Liverpool estará en una nueva final: Luis Díaz fundamental en el resurgir del equipo

El ingreso en el segundo tiempo de Luis Díaz en el Liverpool llevó a la remontada de los ingleses 3-2 ante el Villarreal luego de empezar perdiendo por dos goles en el primer tiempo. 

La entrada del guajiro fue fundamental, pues además marcó el gol del empate transitorio. 

El Villarreal rozó la gesta histórica de alcanzar la final de la Liga de Campeones pero se hundió en la segunda parte de la vuelta de semifinales de la competición ante un Liverpool que se vio sorprendido y superado por los castellonenses en la primera parte con un 2-0 pero que avasalló a su rival en el segundo periodo para dejar el marcador en el definitivo 2-3 (2-5 en el global).

El Villarreal supo contrarrestar el 2-0 de la ida con una primera parte primorosa y gracias a los goles del Boulaye Dia en el minuto 3 y de Francis Coquelin en el 40 empató el marcador global, pero en la segunda parte apareció el Liverpool demoledor de todo el curso y los goles de Fabinho, Luis Díaz y Mané en quince minutos pusieron fin a la brillante aventura del Villarreal en la Liga de Campeones.

En el arranque del segundo el Liverpool se fue a por la meta de Rulli, ante un Villarreal bien posicionado en su campo y que ahora dejaba ahora al rival controlar al equipo británico en busca de una contra con la que rematar su faena y poder dar la vuelta a la eliminatoria con un tercer gol.

Pero el que golpeó fue el conjunto de Jorgen Klopp. Apareció el Liverpool avasallador de esta temporada y fruto de su mejor puesta en escena y de su cambio radical respecto al primer tiempo, en apenas cinco minutos empataba el partido y volvía a cobrar dos goles de ventaja en la eliminatoria.

Primero fue Fabinho en el minuto 62 tras robar el balón y definir ante un desafortunado Gero Rulli, que no estuvo muy acertado, y cinco minutos después Luis Díaz los encargados de matar las esperanzas del Villarreal.

El duelo entró en una fase de control del equipo inglés. El Villarreal bajó anímica y físicamente y el Liverpool lo aprovechó para liquidar el partido y la eliminatoria con un tercer tanto, ahora de Sadio Mané en el minuto 74.

La claridad del marcador global fue un mazazo para el Villarreal, que se hundió definitivamente al ver que su sueño de alcanzar la final de la Liga de Campeones se había esfumado en un arreón de quince minutos ante un rival que se mostró intratable en estos segundos 45 minutos.

Los británicos son el primer equipo clasificado a la final por global de 5-2 y esperan al ganador de Real Madrid-Manchester City.