Un balance del Festival Vallenato

Como todos los años, en esta columna hacemos el balance una vez finaliza una edición más del Festival de la Leyenda Vallenata. Aquí vamos con nuestras apreciaciones, algunas de las cuales son subjetivas y personales, por supuesto, sobre lo que vimos y vivimos en Valledupar en la versión V Rey de Reyes.

En cuanto a turismo y visitantes a la primerísima fiesta folclórica de Colombia, los datos de la Cámara de Comercio de Valledupar son contundentes, se tienen cifras de 137.672 turistas que visitaron la ciudad durante el festival y se generaron ventas por más de 300 mil millones de pesos. Eso se veía en las calles, los establecimientos de comercio llenos, las calles, plazas y parques donde había actividad estaban full, los hoteles, restaurantes y bares repletos. Se superaron las estadísticas del año 2019, última edición presencial. En general, el objetivo de reactivar la economía de la ciudad se logró efectivamente.

En lo que tiene que ver con periodistas y cubrimiento del evento, cada día llega a más colombianos y extranjeros la señal de audio y video en vivo y en directo de lo que ocurre en las diversas tarimas. Antes en Valledupar veíamos muchos micrófonos de emisoras, ahora muchas cámaras y celulares, la tecnología y la magia de las redes sociales han cambiado la manera de cubrir el festival. Aplausos y felicitaciones a aquellos medios alternativos y periodistas que más por vocación y amor al arte llevan imágenes a cada rincón del mundo sobre lo que pasa en el Festival Vallenato.

Ahora hablemos de los concursos. De lo que pudimos apreciar en las diversas categorías donde no se competía en concursos rey de reyes, la calidad de los participantes cada día mejora, los jóvenes y niños se preparan mejor, hay un derroche de calidad en acordeón aficionado, juvenil e infantil y una mención especial merecen las mujeres en sus dos modalidades, mayores y menores, el nivel es tan alto que ya la brecha que se sentía entre hombres y mujeres no es tan notoria.

Los participantes en la categoría acordeoneros profesionales pusieron toda la carne en el asador, a muchos analistas y folcloristas no les gustó el resultado y en especial los cinco finalistas, yo hubiese preferido ver más virtuosismo, digitación y creatividad en el parque; sin embargo, son los miembros del jurado quienes hacen la selección y no la fundación, no entiendo por qué mucha gente la emprende contra los organizadores, para eso se designan un jurado. Con esos cinco finalistas para mí el resultado no es cuestionable. A esos tres del pódium yo también los hubiera avalado, tal vez en otro orden.

En el concurso de la canción inédita también hubo obras muy lindas y no tengo objeciones con el fallo, claro, a mi juicio en esta competencia hay más subjetividad, es casi como un concurso de belleza, las melodías y las letras conllevan factores y criterios menos objetivos que en acordeón o piqueria, por ejemplo.

Colofón: Este sábado 7 de mayo le harán un merecidísimo homenaje en su tierra natal, Mariangola, Cesar, al V rey de reyes en acordeón profesional, Almes Guillermo Granados Melo, y a las 6:00 pm también lo tendremos en nuestro programa de redes sociales, ‘La Parranda de Naín’, que se transmite por Facebook y YouTube. Ahí nos vemos.