Empresa de Servicios Públicos avanzará en solución de agua potable para comunidades de la Alta Guajira

Luego de su recorrido por la zona de Castilletes en La Alta Guajira, atendiendo una denuncia ciudadana por la falta de agua potable, la gerente de la empresa de Servicios Públicos, Andreína García, confirmó a Diario del Norte que se estarán desarrollando obras puntuales con enfoque diferencial para garantizar el servicio a esas comunidades apartadas del Departamento.

Agregó que para ello tiene el respaldo del gobernador Nemesio Roys, y además, que desde la empresa que gerencia cuenta con todos los mecanismos y lo necesario para sacar los proyectos adelante.

“Es una forma diferencial de dar agua. Realmente, llevar tubería es complejo por la misma inversión, pero el vital líquido que está saliendo de los pozos es de muy buena calidad”, dijo.

Explicó la funcionaria que en el recorrido encontraron pozos que ni siquiera son de agua salada y los temas de potabilización pueden ser mucho más económicos que cuando se colocan plantas desalinizadoras, puesto que el hecho de que el agua se extraiga de un pozo no quiere decir que sea salada y haya que desalinizarla, lo que de alguna manera  ayuda a economizar costos.

“Aquí, el deseo es poder ayudar a gran parte de la población wayuú y que pueda tener agua este mismo año. No son proyecciones, sino acciones concretas y creo que los hechos son los que hablarán”, expresó Andreína García.

Acerca de lo que observó en su recorrido, dijo que las dos plantas desalinizadoras de Castilletes se encuentran en estado crítico.

Añadió que en Flor de La Guajira se va a construir una pila pública que va a beneficiar a más de siete mil familias de la zona.

Precisó que en La Romana la situación de agua y alimentos es crítica. Allí se estará construyendo un punto de distribución para que tengan agua potable, además cuentan con un pozo manual que se les optimizará con el mismo alcance del proyecto.

García explicó que en la comunidad de Karazua se va a colocar un punto de producción para que entregue agua a toda esa zona alrededor, beneficiando a cinco mil habitantes.

Dijo también que en Siapana, el internado no tiene baño que cuente con sistema de alcantarillado.

“Una membrana de las plantas de ósmosis inversa está dañada. La planta está perfectamente nueva, pero está cerrada sin funcionamiento y allá ese pozo tiene un caudal suficiente para darle agua a gran parte población. Se está captando agua y llevando a una planta ya más vieja y de allí estarán saliendo carrotanques para diferentes partes”, agregó.

La funcionaria informó que en el corregimiento de Nazareth la población goza de agua de buena calidad, pero no es potable. “Vamos a hacer los estudios para ver de qué manera vamos a empezar a potabilizar el vital líquido en esa localidad”, concretó.