Autoridades no sabían que el fiscal Marcelo Pecci estaba en Colombia

El asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, se produjo el martes por la mañana en Barú, isla que está a unos 40 minutos en lancha desde Cartagena de Indias, donde Pecci estaba de luna de miel con su esposa, la periodista paraguaya Claudia Aguilera, con la que había contraído matrimonio el pasado 30 de abril en Asunción.

El hotel Decameron, donde se hospedaba la pareja que poco antes habían anunciado que iban a ser papás, dijo que «sicarios que llegaron en motos acuáticas a la playa« asesinaron al fiscal.

Según la Policía, «no se tenía conocimiento sobre la presencia del fiscal paraguayo en Colombia, y por su cargo era una de las personas más protegidas de Paraguay«.

El funcionario asesinado se había ocupado de casos mediáticos como la detención por falsificación de pasaporte del exfutbolista brasileño Ronaldinho o la investigación del tiroteo ocurrido en el festival Ja’umina el pasado enero donde murió la modelo e «influencer« Cristina ‘Vita’ Aranda, esposa del futbolista Iván Torres.