Rafael Escalona: 13 años de un vuelo hacía la inmortalidad

Hace 13 años partió el Juglar de Juglares, Rafael Calixto Escalona Martínez, pero su recuerdo sigue intacto  con el mismo amor en su familia, su pueblo y en todos los que lo admiraron y gozaron con las historias de sus canciones.

Desde su despedida, la Fundación Rafael Calixto Escalona Martínez se ha dedicado a perpetuar su legado y a cultivar en el corazón de las nuevas generaciones, el amor por ese vallenato creado por ‘Rafa’ Escalona, donde las historias del viejo Valle no se contaban; sino que se cantaban.

Es por eso que todos los años en esta fecha, se reúne la familia y los  amigos para rendirle culto a su memoria, a través de anécdotas, cantos versos y poesía.

Cada aniversario es un viaje al recuerdo, un trasegar por la nostalgia; pero igual esos sentimientos se mezclan con el orgullo de haber tenido un padre, un tío, un hermano o un amigo, como Rafael Escalona, el más grande cultor  que influenció para que el vallenato hoy fuera conocido en el mundo entero. 

El Escalona que se volvió inmortal desde la vida misma gracias a la  grandeza de su obra; es el mismo que le cantó a la vida, al amor y a sus hijas  Ada Luz y Rosa María. En total a Escalona le sobreviven 18 hijos, 9 hombres y 9  mujeres a las que llenó de pechiche. Además de Ada Luz y Rosa María, están  Abigail, Gloria, Margarita, Perla, Roda, Taryn y Carmen Elena.

Un día como hoy, 13 años atrás; lloraron los acordeones en el País Vallenato, causándonos la más honda herida en el alma del alma.  Fue cuando nuestro Rafael Escalona voló vivo hacía la inmortalidad.  Y se fue, se marchó, pero de recuerdo nos dejó un paseo.