En siete meses se conocerán los estudios y diseños de la planta de tratamiento de aguas residuales para Riohacha

 

Un nuevo capítulo se abre para el tratamiento de aguas residuales en Riohacha, después de 23 años la ciudad podría tener solucionado ese problema.

La gerente de la empresa de Servicios Públicos de La Guajira, Andreína García, confirmó que la firma UT Consultoría Aguas Residuales de Riohacha cuenta con un tiempo de siete meses para entregar el estudio general de alternativas y diseños de detalle de la planta de tratamiento de aguas residuales, al tiempo, que la administración distrital deberá avanzar en la compra del lote donde estaría ubicada la infraestructura.

El costo de la obra depende del diseño, pero por la magnitud de la población y por experiencia de lo que se debe hacer, se indica que la solución podría superar los 40 mil millones de pesos.

El representante legal de la Unión Temporal, Fredy Martínez Viviezca, ratificó el compromiso de cumplir a cabalidad con el objeto del contrato, entendiendo la necesidad que la capital de La Guajira pueda por fin solucionar su problema ambiental porque no se cuenta con la infraestructura necesaria para el manejo de las aguas residuales.

Aseguró que se pondrá todo el empeño por entregar unos diseños de calidad, pues se cuenta con el personal idóneo para cumplir con todas las exigencias de la consultoría.

En tanto, la gerente de la empresa de Servicios Públicos, Andreina García, precisó que se está planteado un proyecto definitivo para que por fin la capital de La Guajira pueda tratar sus aguas servidas.

“El reto es contar con una obra de calidad que garantice y minimice toda la problemática ambiental del Distrito”, dijo.

Recordó que se han invertido una cantidad de recursos en sistemas de tratamiento de alcantarillado, en colectores, en estaciones de bombeo que hoy no están sirviendo adecuadamente a la ciudad.

“Las aguas quedaron ahí recogidas, pero se devuelven porque no tienen un sistema donde verter, además de las que están cayendo al mar, entonces tendremos una gran planta de tratamiento que resuelva la problemática ambiental de una vez por todas”, expresó.

Puntualizó que la empresa consultora debe contar con unas alternativas donde construir el sistema, además que inicialmente se tenían planteadas unas lagunas de estabilización que fueron rechazadas por las comunidades vecinas porque les afecta ambientalmente.

“Primero, definir el lugar donde se va a realizar ese diseño, y definir unos estudios definitivos de una planta de tratamiento de aguas residuales que es una estructura compacta, allí no va a haber agua regada ni a la vista de nadie, se contará con un colector que sacará el agua limpia de la planta y la lleva a unos puntos donde puedan verterse que no causen afectación ambiental”, agregó.

Gerente de la empresa de Servicios Públicos de La Guajira, Andreína García.

El alcalde

El alcalde del Distrito de Riohacha, José Ramiro Bermúdez, en el encuentro con la firma consultora se comprometió desde la administración a avanzar en el tema de acuerdo con las alternativas planteadas.

El mandatario valoró el interés de la empresa de Servicios Públicos de La Guajira, quien dio a conocer las alternativas planteadas por las universidades del Norte y de La Guajira.

Precisó que la compra del predio, de no contar el Distrito con uno propio, de acuerdo con lo que indiquen los expertos, se cumplirá de acuerdo con todos los parámetros legales.

“Seremos transparentes en este proceso, porque el único interés es que por fin la capital de La Guajira pueda solucionar su problema de aguas residuales, tenemos que aprender de las experiencias anteriores”, dijo.

Expresó que el montaje de la planta de tratamiento es una alternativa viable para la ciudad.

Alternativas

De las alternativas se destaca la presentada por el ingeniero Carlos Pacheco de la Universidad del Norte, cuya intervención se basó en la investigación, estudio de factibilidad para el desarrollo e implementación de una planta de tratamiento de aguas residuales operada por energía solar para el Distrito de Riohacha, de la estudiante guajira Yamileth Herrera, futura magíster en ingeniería civil, que se encuentra a la espera de calificación laureada.

Dicho trabajo busca desarrollar un estudio de factibilidad de la implementación y diseño de una planta de tratamiento de aguas residuales que opere con energía solar para resolver la problemática del vertimiento de aguas residuales al mar del Distrito.

Por otra parte, el docente Andrés Galindo de la Universidad de La Guajira, en su posición, resaltó que las alternativas de proyectos anteriores no eran viables, pues perjudicaban altamente las condiciones ambientales y contaban con conflictos en los predios. Y propone optar por un sistema de aguas residuales que vierta a un reservorio que serviría como distrito de riego con fines agrícolas.

Fredy Martínez- representante legal Unión Temporal.

Otros datos

El viacrucis de Riohacha para solucionar el problema de aguas residuales inició en el año de 1996 cuando la Administración municipal contrató con la firma del ingeniero Pedro Gómez el estudio para la elaboración del plan maestro de alcantarillado sanitario, y  recomendó la construcción de un sistema de lagunas de estabilización.

En 1999, la firma Estudios Técnicos y Construcciones realizó los estudios de detalle para el sistema propuesto.

El 26 de diciembre de 2001, la Gobernación de La Guajira contrató con la firma Unión Temporal CV-ICG Ltda (contrato 487) la primera fase del proyecto para la construcción parcial de las obras para el plan maestro de alcantarillado sanitario de Riohacha, sistema de tratamiento de aguas residuales y emisario final.

En 2015 se suscribe el contrato 239 con la Unión Temporal Laguas por valor de $ 21.620.641.547 para la construcción del sistema de tratamiento de aguas residuales en el municipio de Riohacha, fase II, y el que se encontraba suspendido desde el 18 de julio, que la Administración Temporal dio por terminado cuando asumió las competencias del sector para dar paso entonces a la nueva alternativa que tiene que ver con la planta de tratamiento.