Exjefe paramilitar Salvatore Mancuso prendió el ventilador durante su audiencia desde los Estados Unidos

A las  8:30 de la mañana de este jueves, comenzó la audiencia virtual del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso ante el Tribunal de Justicia y Paz de Barranquilla.

La diligencia hace parte del proceso que se le adelanta a Mancuso, hoy preso en los Estados Unidos, por las acciones criminales que habría dirigido cuando estuvo a cargo del frente ‘José Pablo Díaz’, que operaba en el Atlántico y otros departamentos de la región Caribe.

En sus declaraciones, Mancuso afirmó que las Autodefensas se conformaron en Magdalena y Cesar con la complicidad del Estado y con el apoyo económico de empresarios y políticos como Jorge Gnecco, asesinado en 2001.

Otra de las revelaciones que hizo están relacionadas con una presunta reunión que sostuvo entre 1995 y 1996, con el general Iván Ramírez, el entonces comandante del Ejército, para buscar el apoyo y acompañamiento en sus desplazamientos por el norte de Colombia, afirmando que esto «nunca les faltó».

También confesó que los crímenes que cometían en esta zona del país «eran ejecutados porque los ordenaban los altos mandos de la Fuerza Pública».

Además confirmó las identidades de algunos financiadores, como Rafael Antonio Matera Lajud, dueño de la empresa Camagüey y socio de la compañía Palmeras de la Costa, Alfonso Macías Vargas, socio de las empresas anteriormente mencionadas y señalado de ser alias ‘M1’.

Reconoció como financiadores a Huber Rodríguez, Jorge Tuto Castro, Dario Laíno Scopetta, reconocido ganadero y palmicultor, y solicitó disculpas por no “recordar suficiente”, ya que su aislamiento no le permite tener contacto con archivos documentales.