Beneficiados denuncian que están desvalijando sus casas en la Urbanización Mañanitas de Invierno, en Villanueva

El robo de lavamanos, lavaplatos, inodoros, redes internas de luz, tanques de almacenamientos de agua, ventanales y otros elementos ha generado todo tipo de rechazo, luego de que los nuevos inquilinos de las 140 viviendas denunciaran el delito ante la Personería, a cargo de José Luis Socarrás Amaya.

Las citadas viviendas fueron construidas por el Gobierno nacional a través del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio y fueron gestionadas por la administración saliente para el periodo 2015–2019 por el exalcalde Luis Alberto Baquero Daza.

Ante la delicada situación, el funcionario del Ministerio Público acompañado por integrantes de la Mesa de Victimas del municipio de Villanueva, se desplazó hasta la Urbanización Mañanitas de Invierno –que anteriormente fuera denominado Villa Lucila– expresando su preocupación al evidenciar estos hechos y los pondrá en conocimiento de la Fiscalía y del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.  

Luis Rafael Alarza, beneficiado del programa de vivienda, se mostró preocupado, ya que su nueva vivienda resultó afectada por el múltiple robo en la urbanización que hasta el momento no ha sido entregada de manera oficial, pero a raíz de los hurtos, funcionarios del ente territorial les entregaron las llaves para que las mantengan limpias y cuidarlas.

“En la vivienda, los ‘amigos de lo ajeno’ desmotaron lavamanos, inodoro, lavaplatos, un tanque de agua y todo el cableado eléctrico, y ante esto ya tuvimos un diálogo con el alcalde, quien manifestó que en su momento no se podía hacer nada, pero sí se va hacer responsable de los elementos faltantes de cada vivienda afectada”, agregó Alarza.

Entre tanto, el personero José Luis Socarrás Amaya indicó: “De forma conjunta con la Mesa de Víctimas hemos evidenciado el robo masivo de los enseres de cada vivienda, ya que las quejas recepcionadas en nuestra oficina nos despertó y encendió las alarmas”.

Añadió que han encontrado un panorama de abandono total, donde a la vista se nota que la maleza muy pronto cubrirá las casas, sumado a esto el robo de los elementos ya mencionados.

Socarrás Amaya precisó, además, que entre 80 o 90 viviendas de las 140 construidas han sido saqueadas. “Vemos el destrozo de algunas partes de la cocina, las cuales lo hicieron para llevarse el planchón del lavaplatos; en otras, todos los accesorios del baño y gran parte del sistema eléctrico, en otras casas las ventanas fueron retiradas, otras más partidas y todo ello nos deja sin palabras”.

“Más adelante estaremos dando a conocer las acciones que vamos a tomar, una de ellas, la denuncia formal ante la Fiscalía General de la Nación y ya teniendo evidenciado tomaremos las acciones”, agregó.

Se refirió también a la presencia de la Mesa de Víctimas, dado a que el 80% de los beneficiados son víctimas del conflicto armado. “Para todos este tema es de preocupación, vamos ya a tomar las medidas porque no debemos permitir que esto siga pasando.