En audiencia de legalización de captura contra asesinos del fiscal paraguayo, juez denuncia amenazas de muerte

Inició la noche de este viernes en el centro de servicios judiciales de Cartagena, la audiencia de judicialización de los cinco capturados por el homicidio del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, ocurrido el pasado 10 de mayo en Isla Barú.

El juez 12 Penal Municipal con funciones de control de garantías fue el encargado de legalizar la captura por homicidio agravado en concurso heterogéneo con tráfico, fabricación y porte de armas de fuego.

El togado consideró que se dio cumplimiento de la norma durante los procedimientos de captura, registro y allanamiento y la Fiscalía mostró suficiente material probatorio que vincula a los procesados en el homicidio del funcionario paraguayo.

La audiencia fue abierta al público, sin embargo, restringió los rostros del fiscal y el juez y los representantes del Ministerio Público por seguridad.

De acuerdo a la Fiscalía, Wender Still Scoth Carillo, venezolano de 31 años, fue quien disparó en contra del fiscal Pecci; Eiverson Zabaleta Arrieta, cartagenero de 23 años, tuvo a su cargo el transporte; Francisco Luis Correa, de 43 años, actúo como coordinador y articulador; y María Isabel Londoño, de 43 años; y Cristian Camilo Monsalve, de 24 años, quien además son madre e hijo, habrían sido los ‘marcadores’.

“Dentro de esta investigación se obtuvo información relevante para establecer que estas dos personas –los dos sujetos que llegaron hasta donde se encontraba el fiscal a bordo de una moto acuática-no actuaron solos, sino también con la coautoría de otras personas, algunos que actuaron haciéndole seguimiento a la víctima y otro que fungió como articulador, y financiero dentro de esta investigación, es así que la Fiscalía logró obtener las cinco órdenes de capturas de los indiciados”, detalló el fiscal.

La Fiscalía reveló que el pasado 2 de junio una fuente humana desde Cartagena entregó la ubicación de todos los procesados, lo que permitió su posterior captura en los barrios El Robledo y urbanización Arroyo de los Bernal en la ciudad de Medellín.

Durante las capturas fueron incautadas armas, teléfonos celulares, cámaras fotográficas, seis millones de pesos en efectivo, entre otros elementos.

En medio de la audiencia el juez 12 Penal Municipal denunció que uno de los procesados lanzó amenazas de muerte en contra de los funcionarios judiciales que participaron de la diligencia, por lo que solicitó a las autoridades competentes tomar medidas para garantizar su seguridad.

“Finalmente este despacho quiere dejar una constancia dentro de las actuaciones y es que por parte de unos de los procesados se han hecho manifestaciones amenazantes en contra de los funcionarios que celebran esta actuación, precisamente indicando esa posibilidad de hallar en cualquier lugar de la República de Colombia con el fin de dar muerte”, manifestó.

Los cinco capturados harían parte de una organización criminal encargado de ejecutar asesinatos selectivos y les habrían pagado 120 mil dólares para acabar con la vida del fiscal Pecci.