‘Poncho’ Zuleta hace realidad el sueño de un joven y lo premia con un acordeón

Por Carlos Mario Jiménez

Los sueños son para cumplirlos despierto y Juan Miguel Campo Contreras lo hizo por partida doble. Primero, conocer a su ídolo más grande del vallenato como es ‘Poncho’ Zuleta y el cantante lo ayudó a llegar a otro de sus deseos, volver a tener un acordeón.

La historia de este joven de 18 años parte en el municipio de El Difícil, Magdalena.

Hace ocho meses tomó la decisión de radicarse en Valledupar, con su acordeón y María, su madre.

Juan Miguel terminó sus estudios de secundaria y cursó un técnico en auxiliar contable, eso le abrió campo para trabajar en una IPS en la capital del Cesar y los fines de semana animaba distintos eventos.

El sábado 28 de mayo de 2022, la delincuencia asomó a la ventana del apartamento donde vive en arriendo, ubicado en el barrio Los Fundadores. Le robaron el acordeón. Un hombre llegó, abrió sin levantar sospechas y sacó el instrumento, dejando a Juan Miguel con las manos en la cabeza.

Una tarde, el juglar ‘Poncho’ Zuleta observaba su cuenta de Instagram y encontró un video de Juan Miguel interpretando sus canciones. En la descripción decía que era seguidor hace muchos años del ‘Pulmón de Oro’ y la dinastía Zuleta.

Su olfato de músico, recordando aquellas épocas difíciles de sus comienzos como músico, le dieron una reflexión al máximo representante de los Zuleta quien llamó a su mánager, Cristian Rodríguez, le pidió contactar a Juan Miguel, invitarlo a una gira y “comprarle un detalle”.

El viaje se programó para el sábado 4 de junio con destino a Ocaña. ‘Poncho’ Zuleta hizo partícipe a Juan Miguel de todo el viaje y en medio de la presentación en la discoteca Cocodisk, en el evento denominado ‘El Zuletazo’, fue invitado a la tarima para que tocara su canción preferida y ahí recibió un acordeón de regalo. Juan Miguel no aguantó y las lágrimas corrieron por su mentón por varios minutos.

“Me siento tan feliz porque mi sueño era tocar con el maestro ‘Poncho’ Zuleta, me buscaron por redes, me invitaron a Ocaña y miren esta sorpresa, me regalan un acordeón que hace ocho días había perdido por culpa de la delincuencia en Valledupar. Dios no me dejó solo. Ahora tengo mi acordeón para seguir trabajando, sosteniendo a mi mamá y poder viajar a mi pueblo con orgullo porque todos los días no se te aparece un ‘Poncho’ Zuleta de la suerte”, declaró Juan Miguel, quien es acordeonero desde los 10 años de edad.

Para complacer al pueblo ocañero interpretaron la canción ‘Orgullosa’ y la emoción los llevó a terminar con versos, en medio de los aplausos y ovación del público.

“Este muchacho que me lo dejaron sin su vida, sin su alma, sin el acordeón, yo no podía verlo solo en esto porque yo también pasé por muchas situaciones difíciles. Es mi seguidor, eso es valioso porque sé que valorará cada pito al tocarlo. Yo le deseo lo mejor y espero sea uno de los mejores, para que algún día me dé serenata junto a mis nietos”, manifestó Zuleta al final del acto.