Sin Cuba, Nicaragua, México y Guatemala, inició la IX Cumbre de las Américas

La IX Cumbre de las Américas arrancó este lunes en la ciudad de Los Ángeles (Estados Unidos) con la apertura del Foro de la Sociedad Civil y en medio de la polémica por la exclusión, ya confirmada por el Gobierno de Biden, de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

«Es un honor darles la bienvenida al Foro de la Sociedad Civil que se desarrolla en el marco de la IX Cumbre de las Américas», dijo el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en el acto de inauguración del foro, en un hotel de la ciudad californiana.

Almagro afirmó que la cumbre se produce en un «momento histórico» que debe servir para «fortalecer las relaciones interamericanas» y que refleja el deseo de «renovar la alianza hemisférica» entre los países de la región.

Subrayó que es el momento de «defender con firmeza y determinación» la democracia y encontrar soluciones para los problemas estructurales que afectan al continente.

Los días previos a esta novena edición de la Cumbre de las Américas han estado marcados por la controversia en torno a la lista de invitados, después de que Estados Unidos anunciara su intención de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela al no considerar democráticos sus gobiernos.

Tras algunos días de incertidumbre, la Administración de Joe Biden optó por dejarles fuera de la cumbre por «la falta de espacios democráticos y la situación de los derechos humanos» en esos tres países.

Varios países latinoamericanos ya habían expresado su in conformidad con esa decisión y algunos mandatarios, como forma de protesta, han decidido no acudir a la cumbre, como el boliviano Luis Arce, el mexicano Andrés Manuel López Obrador, y el guatemalteco Alejandro Giammattei.

La IX Cumbre de las Américas se celebra en la ciudad californiana de los Ángeles hasta el próximo viernes, aunque las sesiones plenarias con los líderes regionales se desarrollarán sólo a partir del jueves, según la programación del Departamento de Estado de EE.UU.

Esta es la primera vez que Estados Unidos acoge la cita continental desde su primera edición, que tuvo lugar en 1994, en Miami, durante el Gobierno de Bill Clinton.