Hoy homenaje a un Tablacero: compositor, médico y poeta

Transcurría el año 1964 y un 12 de septiembre de esa anualidad nace en un hermoso caserío cercano a San Juan del Cesar denominado ‘El Tablazo’ este ser humano sencillo, inteligente, y bonachón bautizado con el nombre de Deimer Jacinto Marín Jiménez. Sus padres, el famoso compositor Hernando Marín Lacouture y la villanuevera Rosa Jiménez. Tiene 13 hermanos 4 de madre y 9 de padre.

Su infancia la disfrutó junto a Román Núñez su tío y Checha Zúñiga, jugando futbol, carritos de madera y cardón, trompos, volando cometas, y pajareando, fue pajarero de los cultivos de ajonjolí y sorgo, los cultivos eran de propiedad de la señora Mitcia Coronel hermana del gran Caco Coronel, también le tocó recoger agua de una acequia con calambucos en burros, recordé enseguida a “Placeres Tengo” aquel burrito que mencionó su papá en una bonita canción, cantada por su paisano Javier Gámez; recorría los pueblos del Tablazo, El Molino y Villanueva, en esos tres poblados pasó su niñez, conserva gratos recuerdos de ellos.

Su madre viajó a la vecina República de Venezuela en busca de trabajo y lo dejó en Villanueva al cuidado de una amiga, en calidad de pensionado, allí le tocó laborar como vendedor (sus primeros trabajos), vendía paletas por las mañanas y empanadas por las tardes, alternaba sus estudios con el trabajo.

Terminó su primaria en el colegio Luis Beltrán Dangond de Villanueva, e inició su secundaria en la institución Santo Tomás de la misma localidad del departamento de La Guajira, desde segundo hasta sexto bachillerato estudió en los colegios Manuel Antonio Dávila y El Carmelo cuando este era dirigido por las hermanas Carmelitas, allí compartimos sus primeros pininos, como artista los hizo de cantante.

A la edad de 13 años en su pueblo natal El Tablazo presentó una canción del villanuevero José Villero, resultó ganador del Festival de la Cultura del Tablazo, y precisamente ese día conoció a su padre, quien se encontraba tocando su guitarra y cantando en una parranda y le llevaron aquel niño ganador del festival del Tablazo, mira Marín este jovencito es igualito a ti, canta como tú, le dijeron y Marín lo analizó y exclamó ¡este es hijo mío!, a partir de ese momento Hernando Marín lo invitó a que viviera con Él, estuvo con la Negra, con Delfina con La Mina, me dice Deimer que se considera un privilegiado, ha tenido más de diez madres putativas, (abuelas y mamás cuidadoras) a todas las recuerda con mucho cariño e incluso actual mente tiene una a su lado, tiene 103 años cumplidos vive en su casa la gran ‘Juancha’, (Juana Ortega).

Está felizmente casado con la destacada y competente riohachera Alexandra Curiel Choles, tiene cuatro hijos: Marian, Agueda, Valeria, y Daniel.

Mi queridísimo compañero de estudios secundarios Deimer Jacinto me manifiesta que me regala esta entrevista por mero cariño y afecto, pues lo demás es vanidad y no la conoce, se describe como un ser humano alejado de las excentricidades y al que nunca lo ha afectado la fama, se cataloga sencillo, humilde, servicial, poeta y visionario, un guajiro amante de la política pero que vive perdidamente enamorado de su familia; para Él la vida le representa un reto cada día, se sacrifica y esfuerza por cumplir sus sueños, y procura apartar los obstáculos del camino para llegar a la meta propuesta. 

Estudios realizados:

Médico cirujano de la Universidad de la Universidad Libre de Barranquilla. Maestría en Administración Financiera y Liderazgo Estratégico de la Universidad San Pablo Seo de España en convenio con la Sergio Arboleda de Colombia. Especialización en Gerencia de Salud con la Universidad de Santander.

Ganador de festivales:

Primer lugar en el Festival de La Leyenda Vallenata versión 32 con la obra ‘Maestro de Maestros’, canción homenaje al compositor invidente Leandro Díaz.

En la versión número 20 del Festival de Compositores de Música Vallenata en San Juan del Cesar La Guajira, primer lugar con el tema ‘Dialogo’.

Festival del Retorno Fonseca, primer lugar con el tema ‘Triste y Confundido’ (éxito con Jorge Oñate).

En el concurso Rey de Reyes del Festival Vallenato año 2007, ocupó el honroso tercer lugar detrás de Santander Durán Escalona y Fernando Dangond Castro.

Ganador en el festival de Flores y Calagualas de Urumita. Del Vallenato en Guitarra de Codazzi. De Acordeoneros y Compositores de Chinu, Córdoba.

Festival de la canción de la Canción y el Acordeón de Ayapel, Córdoba. Tambores y Expresiones en Mahates Bolívar.

Cargos ocupados:

Gerente de la ESE Hospital Marino Zuleta en La Paz, gerente de la ESE Hospital San Rafael De San Juan del Cesar, gerente de Con Caja EPS, gerente de la EPS Barrios Unidos de Quibdó, director Médico Científico del Programa de Servicios Amigables en Confacesar (Caja de compensación Familiar del departamento del Cesar), coordinador de Urgencias y jefe del Control del Covid 19 en San Juan del Cesar en la época de la pandemia.

Desde enero del 2022 se desempeña como secretario de Salud distrital de Santa Marta, tres veces diputado del departamento de La Guajira (dos veces presidente de la Duma), presidente permanente de la Comisión de Educación y Salud de la Asamblea departamental de La Guajira.

Reconocimientos:

Compositor del año 1987, dignidad que expide el Festival Nacional de Compositores de San Juan del Cesar, distinción Especial otorgada por Sayco (Sociedad de autores y compositores, distinción otorgada por el Honorable Congreso de la Republica como compositor destacado.

Mejores amigos:

Este inquieto y carismático compositor, médico y servidor público enumera a los siguientes amigos: Toño Solano, Juan Bernardo Ariza, Laín López, Henri Arizmendi, José Alfredo Maestre (compadre), Alfredo Dávila, Gustavo Mendoza Berardinelli, Checha Zúñiga, Jorge Luis Cuello González y me quedan muchísimos sin mencionar me dice Deimer.

La primera composición que compuso la tituló ‘A mi Tablazo’ y la primera que le grabaron se llama ‘No pasara lo mismo’.

Le han grabado 80 canciones aproximadamente, sus canciones más escuchadas las interpretó el Binomio de Oro original, o sea Rafael e Israel, ‘Quién no ha serenateado’ o ‘Parrandeado’ con la hermosísima canción ‘No pasara lo mismo’; Jorge Oñate fue quien más canciones le grabó, le llevó 7 al acetato ‘Triste y confundido’ fue y lo es todavía un exitazo; Poncho Zuleta, Los Betos, Silvio Brito, Iván Villazon y Carlos Malo, entre otros, también han grabado sus canciones.

Nos confesó Deimer que también compone música tropical, genero Son cubano, la agrupación ‘Los Barbaros’ de Armando Pulido le llevó a la pasta sonora ‘Don Evelio’ una salsa, se escuchó bastante, tiene más de una docena de canciones inéditas ritmo tropical, afirma que compone talvez mejor ese ritmo que el vallenato y sonríe y nos comenta compadre José Jaime vienen sorpresas, actualmente está componiendo en otros géneros musicales.

A manera de chiva me comunicó: estoy por terminar la instalación de unos estudios de grabación en San Juan del Cesar, le hacía falta a esta tierra de compositores una obra de esta magnitud para que desarrollen sus talentos los nuevos valores, culmina diciendo.

Uno de sus amigos de juventud Gustavo Mendoza Berardinelli recuerda que lo conoció a la edad de 15 años, juntos ingresaron a la tuna del colegio el Carmelo de San Juan Del Cesar La Guajira, junto a Alfredo Dávila conformaron un trio de amigos entrañables los apodaban “Los intocables”, más tarde conformaron una agrupación musical llamada “Blanco y Negro”, dirigida por nuestro inolvidable  profesor de Física Carlos González, fallecido recientemente, Deimer era vocalista principal y contratista del conjunto, nos cuenta Tavito una anécdota el primer compromiso que tocaron fue en la caseta Internacional de San Juan, lo arreglaron por $50.000 al final cuando fueron a cobrarle al empresario, este les dice: oigan si ustedes deben más de ese dinero en bebidas y comidas, más bien Yo soy quien debe pasar la cuenta a ustedes, quedaron con saldo en rojo debiendo mas bien.

Alfredo Dávila muy buen amigo de Deimer argumenta, Salí con Deimer en una ocasión de cacería, recuerdo que una de sus nanas nos preparó las palomas e iguanas que cazamos, lo defino como una persona emprendedora, buen amigo, se proyectaba como un artista triunfador y con creces lo ha logrado, para mi Deimer es un amigo de verdad, lo cierto es que nos terminó uniendo fue la música, te digo que Deimer en aquel momento era poeta y loco, quien me presentó a la que hoy es mi esposa, con Él le cantamos la primera serenata y logré conquistarla, algo que nunca olvido es que Deimer en 40 minutos componía una canción, nunca olvido que así lo hizo una madrugada que parrandeábamos juntos.

Que grato fue reencontrarme con Deimer, tiene una conversación interesante, almacena una cantidad de proyectos, ojalá el Dios de la vida nos regale salud y vida para verlos hechos realidad, muchas bendiciones compa como nos decimos, y que su vida siga colmada de victorias y logros, pa lante, Ud. tiene aún mucha tela por cortar, de sus grandes días faltan muchos en verdad, mis afectos y respetos siempre para Ud.