Escándalo en el Pacto Histórico: polémicos videos de Roy Barrera conspirando contra otras campañas y revelando que conocían reuniones con extraditables

Un nuevo escándalo en el Pacto Histórico salió a la luz pública la tarde de este miércoles, por cuenta de unos videos que circulan en redes sociales, donde se observa al senador electo Roy Barreras, junto a otros líderes de ese movimiento, planeando estrategias para desprestigiar al entonces mayor contrincante de Gustavo Petro en la primera vuelta, Federico Gutiérrez.

También se conoció otra grabación donde en reuniones presididas por Barreras, se refieren a «dirigentes del Pacto Histórico ofreciendo la no extradición a los extraditables» de la cárcel La Picota de Bogotá.

En el mes de abril se conoció la noticia de los presuntos acercamientos del hermano de Gustavo Petro, Juan Fernando Petro, con parapolíticos y extraditables en la cárcel La Picota. 

En otro video, Barreras pide pensar «tácticamente si hay que dividir o no al centro, si eso sirve de algo traer al abandonado Fajardo, o más bien nos vamos de frente contra Alejandro Gaviria, decidan qué hacer, nosotros estamos listos para ir a la batalla”.

También se escucha a  otro asesor diseñando un plan para relacionar a ‘Fico’ Gutiérrez con narcotraficantes y ‘vender’ su imagen como la marioneta de Duque o Uribe.

También habla de fabricar diferencias al interior del Pacto Histórico como una estrategia: «Usemos la siguiente reunión para definir estratégicamente los roles de cada cual, cómo nos diferenciamos, fabriquemos las diferencias, inclusive preparemos contradicciones si es que eso resulta útil».

En medio del escándalo, Roy Barreras respondió a través de su cuenta de Twitter que la campaña de Gustavo Petro es objeto de una “verdadera guerra sucia” para impactar a la opinión pública”.

Y asegura que en los videos no hay ningún acto ilegal, ni plan extraño y que solo evidencian “conversaciones de estrategia, analizando competidores, escenarios y acciones como hacen todas las campañas en el mundo”.

Agregó que los videos son de hace 10 meses y allí no hay agravios, ni descalificaciones, ni insultos contra Alejandro Gaviria ni contra Sergio Fajardo. Lo que sí hay, según Barreras, es un hecho gravísimo y un delito el haber infiltrado la campaña de Gustavo Petro, por lo que pidió a la Fiscalía General investigar a los responsables de estas filtraciones que hoy tiene en vilo la carrera política hacia la Casa de Nariño.

Por su parte el candidato Gustavo Petro escribió en su cuenta de Twitter: “Sabemos que la revista Semana tiene horas de grabaciones echas a través de la plataforma de comunicaciones de Colombia Humana. En defensa de los derechos de toda nuestra militancia que participó en decenas de reuniones, les solicito publiquen ya la totalidad de las grabaciones”.