Sergio Fajardo no apoyará a ninguno de los dos candidatos; votará en blanco

El excandidato presidencial de centro Sergio Fajardo, que quedó cuarto en la primera vuelta de las elecciones colombianas del pasado 29 de mayo, anunció que no apoyará a ninguno de los dos aspirantes del balotaje el 19 de junio y que votará en blanco.

Después de que este fin de semana se rompieran las conversaciones y negociaciones entre Fajardo, del Centro Esperanza, y el aspirante populista Rodolfo Hernández, el exalcalde de Medellín publicó una carta donde explicó que su «voto en blanco es en consecuencia de una posición política, crítica e independiente».

«Votar en blanco significa asumir el compromiso para seguir defendiendo nuestras ideas y aportar nuestras propuestas en el periodo tan complejo y difícil que viene a continuación en Colombia», aseguró Fajardo que toma la misma decisión que en la segunda vuelta de 2018, en la que también concurrió el aspirante de izquierda Gustavo Petro.

El 19 de junio, el senador y exalcalde de Bogotá Petro disputará la llegada a la Casa Nariño contra el empresario multimillonario de la construcción Hernández, en una votación en la que las encuestas predicen un resultado muy ajustado.

Fajardo, cuyo desagrado y desencuentros con Petro son bien sabidos, aseguró que no vota por él porque el «petrismo» le acusó de su derrota en 2018 contra el actual presidente, Iván Duque, y le expusieron a una «demolición programada» y a cuatro años de «difundir de manera sistemática mentiras, excesos, engaños, burlas, trampas y falsedades» contra él.

«El matoneo es una actitud permanente y sin contemplación alguna frente a quien se atreva a contradecir u oponerse al líder», alegó el excandidato de centro, quien también subrayó que Petro aceptó a «reconocidos corruptos» en su campaña en una actitud de «tragar sapos» y del «todo vale».

Las conversaciones del centro

La duda era si Fajardo -y prediciblemente sus seguidores- votaría finalmente por Hernández, con quien coqueteó en multitud de ocasiones y con quien se reunió el pasado 3 de junio para intentar encontrar puntos conjuntos en su programa, que basó en una lucha contra la corrupción y la política tradicional.

Sin embargo, Hernández le cerró la puerta el sábado a Fajardo, alegando que «ellos quieren cambiar todo el programa que ganó».

«Como nuestro programa ganó, nosotros lo tenemos que hacer es respetar porque está respaldado por seis millones que votaron a favor del programa que presentamos», dijo entonces Hernández.

Ahora, en la carta publicada hoy, Fajardo aseguró que tuvieron un «final abrupto, patán y grosero» porque el ingeniero «quería una adhesión automática, que firmáramos un cheque en blanco en su nombre» y, por ello, no votará por él porque no ven «una propuesta que permita visualizar cómo sería su gobierno», sino «una nebulosa por la que habría que votar prácticamente a ciegas».

Asimismo, destacó que conoce al exalcalde de Bucaramanga desde hace varios años y es «tal cual lo vemos hoy»«Cada vez que habla lanza, sin titubear, una ráfaga, una mezcla de palabrotas acompaña de carcajadas (…) No sabe lo que son la prudencia y la pena. Es avasallador y su presencia nunca pasa inadvertida».

«Sabe que en Colombia hierve un malestar profundo con los políticos y su corrupción, y con su personalidad y discurso interpreta ese malestar, usando un discurso que es sencillo y original, pero nada más. Pero conoce poco el país y su experiencia gobernando y en política es limitada», expresó.

La mayoría del centro que estaba integrado en el Centro Esperanza ha decidido apoyar a Petro en estas elecciones, menos la dirección del movimiento Nuevo Liberalismo y el exgobernador de Boyacá Carlos Amaya que se unieron al ingeniero Hernández esta semana.