La SIP pide a Gustavo Petro y Rodolfo Hernández que respeten el papel de la prensa

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se unió a otras organizaciones para pedir a los candidatos presidenciales colombianos Gustavo Petro y Rodolfo Hernández que cesen su «retórica» anti-periodismo, respeten el papel de la prensa y muestren más «tolerancia» frente a las críticas.

Junto a la SIP, IFEX-ALC, Voces del Sur, Asociación Colombiana de Medios de Información –AMI- y Fundación para la Libertad de Prensa –Flip- subrayan en una declaración «los riesgos de la retórica utilizada contra los medios de comunicación durante la presente campaña electoral en Colombia».

«Esto crea un ambiente que intenta disuadir del ejercicio de la libertad de prensa, reduce la diversidad de información y limita el contenido al que puede acceder la ciudadanía. También siembra inquietudes profundas sobre cuál será el clima para la labor periodística bajo el gobierno que resulte elegido el próximo 19 de junio«, subrayan.

La SIP, con sede en Miami, y las otras organizaciones firmantes resaltan que el voto informado de la ciudadanía requiere «un diálogo social genuino, abierto, participativo, plural y transparente» y las figuras políticas tienen la «obligación» de mostrar «un mayor grado de tolerancia frente a las críticas, por encima del que se espera de la ciudadanía».

La declaración denuncia que tanto la campaña del izquierdista Petro como la del populista Hernández «han tenido expresiones reiteradas que obstaculizan el escrutinio de la prensa sobre los candidatos, sus programas, sus aliados y sus financiadores«.

La Flip documentó 47 agresiones relacionadas con el cubrimiento de elecciones, de las cuales doce son atribuibles a integrantes del Pacto Histórico, de Petro, y cuatro a la campaña del otro candidato que pasó a la segunda vuelta.

El contenido de estos mensajes busca implantar la idea de que «la prensa miente» y eso puede incitar la violencia contra medios de comunicación y periodistas, advierten.

Por todo ello piden a Petro y Hernández que «adopten una directiva clara y pública dentro de sus campañas políticas de respeto a la prensa y establezcan condiciones de diálogo con quienes hacen cobertura sobre su candidatura».

«En concreto, que se abstengan de cualquier comportamiento hostil y emitan mensajes públicos de respaldo al oficio periodístico y su contribución al debate para demostrar su apertura al diálogo«.

También hace votos para que la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pueda realizar después del 19 de junio un análisis de la situación de la libertad de prensa en Colombia y presentar sus recomendaciones al nuevo gobierno.