Presuntos homicidas del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, pidieron perdón a su familia  

Los confesos asesinos del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, pidieron perdón a los familiares, durante una audiencia reservada en la que se verificó la aceptación de cargos de los implicados en el homicidio.

Por su parte, familiares del funcionario asesinado solicitaron a la Fiscalía, aplicarles la máxima condena establecida en el sistema penal colombiano.

“Que a estos cuatro criminales que hicieron lo que hicieron se les aplique la máxima pena posible, que pasen tras las rejas encerrados y alejados de la sociedad el mayor tiempo de sus vidas posible, porque a nosotros eso (la aceptación de cargos) no nos va a devolver a nuestro familiar, pero se debería evitar que esta gente siga delinquiendo”, aseguró el hermano del fiscal.

Los delincuentes expresaron su arrepentimiento, como en el caso de Marisol Londoño, señalada de ser una de las que siguió al fiscal en Cartagena y avisarles de sus movimientos a quienes materializaron el asesinato.

“Quiero pedirle a Colombia y a ustedes que me perdonen, igualmente a la familia del señor Pecci por el error que cometí, a Paraguay, a mi familia y al mundo entero, que no volveré a cometer un acto así, estoy arrepentida de todo corazón, es la primera vez que hago esto y jamás lo volvería a cometer”, expresó.

Por su parte, Wendry Stil Scott Carrillo, señalado de disparar contra el fiscal en la playa, expresó: “Que me perdonen por el hecho cometido y que no volveré a cometer un error como este”. Sin embargo, quienes estuvieron presentes manifestaron que estas palabras fueron recitadas como si estuviera leyendo un escrito.