Elecciones presidenciales

Este domingo 19 de junio es una fecha crucial para Colombia, se elige al nuevo presidente en medio de una aguda polarización entre las campañas de los candidatos Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

En el caso de La Guajira, las autoridades hacen un llamado para que la ciudadanía ejerza el derecho al voto, y se logre aumentar el número de sufragantes comparado con la primera vuelta.

Es decir, asistir masivamente para ayudar a legitimar a quien gane las elecciones, toda vez que de acuerdo con las encuestas la diferencia entre uno y otro candidato es mínima.

Esta es tal vez, una de las pocas oportunidades que se observa de unas elecciones tan reñidas, con unos miedos internos de los ciudadanos sobre lo que pueda suceder por las propias manifestaciones de los candidatos de los resultados electorales, debido a la desconfianza con la Registraduría.

En el Departamento las autoridades han confirmado que se ejerce el debido control para que los ciudadanos puedan llegar a su sitio de votación en completa tranquilidad y ejercer ese derecho de elegir de manera libre.

Desde la administración departamental se confirman todas las garantías para una jornada electoral tranquila, toda vez que se ha brindado el apoyo necesario a las autoridades electorales para el desarrollo del proceso.

De allí que se reitera el llamado a la comunidad para que desde muy temprano asista a su sitio de votación.

También a los jurados electorales para que cumplan al pie de la letra sus funciones, pues en ellos recae una enorme responsabilidad frente a los resultados, deben actuar movidos por la honestidad y la responsabilidad, pues está en juego la tranquilidad del país.

El Ejército y la Policía también mueven a todos sus hombres a cada sitio de votación en el Departamento para garantizar la seguridad ciudadana y para evitar cualquier alteración del orden público.

El llamado entonces, a todos los guajiros, es a votar por el candidato de sus preferencias, pero también lo puede hacer en blanco que se considera como una expresión política de disentimiento, abstención o inconformidad.