¿O no es así?

Me gustó la última frase de la columna de Napoleón de Armas ayer en este periódico: “NO más violencia y muerte, SÍ a la vida” y todo mundo creía, como lo creo yo que se refería a Rodolfo Hernández, pacifista y pacificador. ¿O no es así?

Mi voto como ha sido toda la vida está cantao hace rato, lo hago por Rodolfo, por convicción, porque soy conservador del Centro, no Radical o de Extrema Derecha y nunca he sido admirador de nada que huela a comunismo, por eso no voto por Petro, porque digan lo que digan, eso es él, un comunista pendiente de entronizar ese régimen nefasto en nuestro país, que para ver los buenos resultados si es que los hay, se necesita mucho tiempo, no sé cuánto, pues Cuba lleva más de 60 años y no se ve nada bueno, lo que hay es miseria y hambre y nuestro otrora ostentosos vecinos venezolanos, ya llevan más de 20 años y cada día es peor, en los cuales todo se les ha acabado, todo es oscuro y da lástima y dolor verlos deambular por el mundo haciendo de pordioseros y vendiendo barato su trabajo para poder girarle unos pesos o bolos a sus familiares o llevarles unos bultos de comida y otras cosas que en Colombia abundan y se consiguen en todas partes.

¿Por qué cambiaron Rusia y China de política e imitaron a Estados Unidos, el “Rey del Mundo”? Porque vieron que por ahí no era la cosa y si seguían de comunistas se iban al fracaso y hoy emulan con el Rey y de pronto en el futuro lo igualen o superen. Por eso me gusta la democracia capitalista, desarrollista que es la que Rodolfo Hernández, mi candidato, que la ha practicado conmuy buenos resultados, óptimos diría yo, ya en su vida privada o pública en la Alcaldía de Bucaramanga, el único cargo público que ha tenido.

Que la vaina está buena, sí, está buena, pero podría estar mejor, es inexplicable e inaudito que el 20% de los electores de Fico Gutiérrez, un millón de votos hayan resuelto votar en blanco o irse a la masa abstencionista, porque es imposible que lo vayan a hacer por Petro, porque sencillamente no es lo mismo para ellos, para mí sí, haber votado por Fico y hacerlo ahora por Rodo. Sí es lo mismo, se trata de lo mismo, la razón es la misma y el objetivo es el mismo: evitar que el régimen tenebroso del comunismo se apodere de Colombia con los resultados nefastos, lo repito y no me cansaré de hacerlo, que estamos viendo en Venezuela, no queremos que esa horrible experiencia se repita en nuestra Patria. Por esos señores que pensaban votar en blanco, que es un voto cobarde y desabrío o abstenerse que es una actitud indiferente e irresponsable, recapaciten, piensen en sus hijos, en sus nietos, biznietos, sobrinos y principalmente en Colombia y salgan el próximo domingo a votar por Fico, pero ahora en cabeza de Rodolfo Hernández.

Bueno, esto se acabó, la suerte está definida y a las 6 de la tarde del domingo próximo, el doctor Rodolfo Hernández, Rodo, mi Viejito querido, está elegido Presidente de Colombia con la bicoca de 15 millones de votos y con la mano extendida y el corazón abierto y le diga a su contendor: venga, ayúdeme a salir adelante en esta Colombia que tanto queremos y que tanto nos ha dado: no más violencia y muerte, sí a la vida.

Entre otras cosas, veo complacido que todos los congresistas han dicho que están con Rodolfo Hernández a excepción de Chichí y su hijo recién electo. Sé que votaron por Fico, ¿se habrán ido para la otra orilla? Es bueno que lo digan públicamente para hacer claridad con el departamento y con los que los eligieron.