Joven con discapacidad intelectual culmina meritoriamente su pregrado en Uniguajira

Ante la presencia de directivos, docentes, alumnos, familiares, compañeros y amigos sustentó su proyecto de investigación ¿Quién soy yo y para dónde voy? el estudiante Yesid Andreis Vargas Cabarcas.

El trabajo se considera una experiencia exitosa de inclusión en el Programa de Licenciatura en Educación Física, Recreación y Deporte de Uniguajira.

El joven es oriundo de Maicao y presenta una discapacidad intelectual que no le impidió culminar de manera satisfactoria su carrera, pues a pesar del diagnóstico, con su perseverancia y constancia logró desarrollar una monografía con la que obtuvo un puntaje de 4.5 y una calificación meritoria. 

Sus evaluadoras fueron las docentes Marta Inés Vega Gámez y Ana Gladis Vega Rayo y su tutora la antropóloga María Fernanda Giraldo Polanco. Según lo indicado por sus maestros el estudiante tiene una excelente memoria, capacidad para interpretar diagramas y hacer cálculos matemáticos.

Para Yainer Villa Pertuz, director de la Licenciatura en Educación Física, Recreación y Deporte, este acto se convierte en un hito para el programa, al ser el primer estudiante con discapacidad que llega a esta instancia de sustentar su proyecto de grado.

“No fue fácil pero después de un proceso de estudio junto con los profesores asignados, Yesid logró ordenar las ideas para que su autobiografía se reconociera y se le permitiera consolidar todo este transcurso educativo”.

Por su parte, la profesora María Fernanda Giraldo Polanco, ratifica que este es el primer caso de inclusión que se conoce en el pregrado.

“Puede que haya algunos con discapacidad sensorial o física, pero este que era específico a nivel intelectual, nunca definió para nosotros el potencial del universitario. Él nos demuestra que es una persona con una condición diferente y diversa, que fue capaz de lograr sus procesos académicos igual que sus compañeros, con la misma exigencia y rigor. 

Advierte la académica que con el estudiante se aplicó una metodología de trabajo a partir de mapas conceptuales, con la que él expresó y organizó mejor sus ideas.

“La Alma Mater también hizo unos ajustes razonables a los requisitos de grado como por ejemplo la segunda lengua. Se estudió su caso y se determinó que era pertinente eliminarla, permitiendo que gozará del pleno derecho al acceso a la educación y a la graduación”, sostiene la maestra.

A su juicio, el trabajo presenta una innovación importante teniendo en cuenta que fue hecho a partir de mapas conceptuales y está configurado dentro de un marco teórico y unos antecedentes.

“Yesid hacía sus lecturas y resumía sus resultados en manuscritos. Otro aspecto interesante es la metodología autoetnográfica, en el programa estamos incursionando en este tipo de investigación que fue donde él revisó su propia experiencia de vida y de formación para poder analizar cuáles eran sus proyecciones y su rol con unas particularidades ante la sociedad”, añade Giraldo Polanco.

Entretanto, las evaluadoras coinciden en que “esto fue un reto, Yesid se metió en el corazón de todos, nunca tuvo miedo a nada, se trazó una meta, la logró y lo más importante, es que realizó un trabajo bien estructurado de investigación, digno de cualquier universidad del mundo”.

Asimismo, Eyder Fajardo Cuadrado, docente y miembro de la Asociación de Profesores Universitarios, felicitó a Uniguajira porque en sus 45 años presenta el primer resultado de inclusión y recomendó la extensión de estas iniciativas a otro programas.

“Ojalá fueran miles de estudiantes con todas las discapacidades porque es el cumplimiento de los derechos fundamentales” expuso.

Yesid Vargas Cabarcas junto a directivos y docentes de Uniguajira.