Se desató una violencia diabólica sobre Ucrania: Papa Francisco

El Papa Francisco aseguró que en Ucrania se repitió «el drama de Caín y Abel» y se desató «una violencia destructora de vidas, una violencia diabólica».

El Papa pronunció estas palabras en su discurso a los representantes de las Obras para la Ayuda de la Iglesias Orientales (R.O.A.C.O.) que recibió en el Vaticano y a quienes animó a seguir ayudando en Siria, o ante el conflicto del Tigray que afecta a Etiopía y a la vecina Eritrea, además de en Ucrania.

Sobre la guerra en Ucania, el papa observó que «allí ha vuelto el drama de Caín y Abel. Se desató una violencia destructora de vidas, una violencia luciferina, una violencia diabólica, a la que los creyentes estamos llamados a reaccionar con la fuerza de la oración, con la ayuda concreta de la caridad, con todos los medios cristianos para que las armas den paso a las negociaciones».

El pontífice deseó que «se cumpla pronto la profecía de paz de Isaías: que un pueblo no vuelva a levantar la mano contra otro pueblo» pero destacó que, por el momento, «van en dirección contraria: la comida disminuye y el estruendo de las armas aumenta».

Y animó a «no dejar de rezar, de ayunar, de ayudar, de trabajar para que los caminos de la paz encuentren un lugar en la selva de los conflictos».