Fedegán está en disposición de concertar la política rural y ganadera con el presidente Gustavo Petro

En reunión virtual con más de 600 ganaderos del país, el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, explicó la postura del gremio cúpula de la ganadería colombiana frente lo propuesto en campaña, al programa de gobierno, y al discurso como presidente electo Gustavo Petro.

Como nota introductoria de su conversatorio, el presidente de los ganaderos colombianos explicó el marco de la política actual en el que se eligió al presidente electo.

Señalo que “vivimos en una democracia” y que la democracia exige el respeto por las decisiones de las mayorías, requiere lograr consensos, necesita innegablemente el respeto y fortalecimiento de las instituciones”.

Anotó que la democracia fortalece las libertades y mejora el bienestar de los ciudadanos y exige la construcción de reglas de juego y ser fiel a ellas.

Dicho esto, indicó que el presidente legítimo es el señor Gustavo Petro Urrego, y que él hizo un llamado a la concertación, al diálogo y a la construcción de consensos. Concluyó en que “es necesario atender ese llamado”.

Fiel a su credo político de origen conservador, Lafaurie expresó que “a la gente hay que creerle”: “Hay que creer en lo propuesto en campaña. Hay que creer en el programa de gobierno. Hay que creer en su discurso como presidente electo. Hay que creer en su propuesta de concertación, diálogo y construcción de consensos”.

En razón a ello Fedegán, dijo, está en la disposición de concertar la política rural y ganadera con el gobierno en el hipotético caso que este viabilice un espacio para poder conversar con él.

En consecuencia, “los ganaderos tendremos que estar muy atentos a lo que el gobierno establezca en materia de política y desarrollo rural. La representación gremial reunida en la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, estará presta, diligente a ir a los espacios que el gobierno brinde para discutir y para concertar si fuere posible, aquellas decisiones en materia de política pública rural”.

Lafaurie Rivera explicó que hoy la situación es diferente a cuando el gobierno de Santos llamó a los gremios del sector agropecuario a discutir la política rural en la Universidad Nacional con las Farc.

“En ese momento Fedegán le envió una carta al señor Bruno Moro, en ese entonces representante del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, quien estaba encargado de desarrollar la citada reunión. En esa misiva se le dijo al señor Moro que el interlocutor natural de Fedegán no eran las Farc, ni tenía que discutir absolutamente nada. Se le precisó que el interlocutor natural de Fedegán era el Gobierno nacional de Juan Manuel Santos y, si este presidente quería preguntar, consultar o concertar con el gremio ganadero cualquier tema, todos los canales estaban abiertos.

El Gobierno consideró que la postura de Fedegán era como una mula muerta que se atravesaba al proceso de paz y así se concibió, nos atravesamos”.