Concejales de Riohacha revisarán contrato de concesión del Distrito con empresa Interaseo

Una proposición del concejal Jorge Mario Ureche para que se revise el contrato de concesión de la empresa Interaseo con el Distrito de Riohacha, fue aprobada por sus compañeros.

El cabildante indicó que el contrato se debe revisar punto por punto, para conocer cómo es que la empresa está operando y si realmente está cumpliendo con lo pactado. Expresó que hace un año en el recinto del Concejo, se le demostró a la citada empresa que en el momento que suscribieron el contrato con la administración distrital contaban con un número de suscriptores, que ha aumentado a medida que ha pasado el tiempo, pero que no han mejorado su capacidad respecto a los carros recolectores. “Tienen más suscriptores, pero los mismos carros recolectores, que está acarreando que es una de las principales causas para que hoy los ciudadanos estén nadando en las basuras en el Distrito de Riohacha”, dijo.

Por su parte, la concejal Adriana Gómez Movil, comentó que el tema de las basuras genera problemas de salubridad, que de alguna manera afecta la salud de la comunidad.

Agregó que de acuerdo con información suministrada por el responsable del área social de la empresa Interaseo, actualmente de los 200 contenedores de basuras ubicados en diferentes puntos la gran mayoría fueron robados, y actualmente solo se cuentan con 15 para toda la ciudad.

“Si estamos pagando un servicio tan costoso para que nos recojan las basuras por qué tenemos que pagar también al burrito”, manifestó.

En tanto, el concejal Sandy Toro señaló que cada día se incrementa el valor del servicio de aseo. “Cada vez que la Creg, aumenta el servicio de la energía eléctrica se incrementa el servicio del aseo, porque no se hace un cobro individual y eso afecta a la comunidad”.

Puntualizó que el servicio de aseo se debe cobrar de manera independiente y no en el recibo de energía, porque eso incrementa el valor de la factura.

En ese sentido, la concejala Cinthya Ardila puntualizó que existe una mala comunicación de la empresa con sus usuarios sobre los servicios que presta, para evitar por ejemplo que los dueños de establecimientos comerciales de la calle Pprimera saquen las basuras en los horarios establecidos, o que se informe sobre quién recoge los escombros.

“Se deben tomar decisiones de fondo y de forma para que la comunidad sea la beneficiada”, dijo.

Mientras que el concejal Enrique Curiel precisó que la empresa debe articular su capacidad operativa de acuerdo con el crecimiento de los usuarios.