Denuncian incumplimiento de la Fundación Tras la Perla, de Carlos Vives y su esposa, en terminación del colegio de Patsuamana

Cuatro años después de haber iniciado la construcción de salones, biblioteca y comedor escolar en el Centro Etnoeducativo No. 14, sede Patsuamana zona indígena de Riohacha, la Asociación de Trabajadores de la Educación (Asodegua), exige a la Fundación Tras la Perla y a la Secretaría de Educación distrital, la culminación de esta obra.

En el centro educativo, ubicado en el kilómetro 3 de la vía que de Riohacha conduce a Valledupar, cerca de la comunidad de Los Cerritos, actualmente reciben clases en la básica primaria de preescolar a 5°, aproximadamente 380 niños pertenecientes a la etnia wayuú, quienes solo cuentan con seis aulas de clases, mientras que son 14 grupos repartidos entre preescolar y primaria. “Es decir, hace falta ocho salones cuya obra está paralizada desde hace algún tiempo”, dicen.

La Fundación Tras la Perla, dirigida por Carlos Vives y su esposa, Claudia Helena Vásquez, sería la encargada de estos trabajos que están abandonados, mientras que los niños reciben las clases en enramadas, o en improvisados cuartos de bahareque.

“Cuando se anunció este proyecto en el 2018, quedó establecido que la administración distrital se encargaría de construir los hormigones, cumpliendo con ese compromiso en su momento, mientras que la fundación de Carlos Vives, haría el resto de la obra para brindarles una educación digna a los menores de las rancherías aledañas a Patsuamana”, señaló Asodegua.

Claudia Elena Vásquez estuvo presente en 2018 durante la presentación del proyecto.

Afirman que hasta el momento, no se ha visto el resultado de tal iniciativa, por lo tanto, la asociación lidera en este momento las exigencias de terminar lo más pronto posible la construcción de los salones, la biblioteca y el comedor escolar, tanto a la fundación como a la Secretaría de Educación de Riohacha.

Jesús Herrera, secretario de Educación del Distrito de Riohacha, dijo que la comunidad y la Alcaldía cumplieron con los compromisos, pero ha habido un incumplimiento por parte de la fundación de Carlos Vives.

Herrera asegura que los compromisos oficiales se han cumplido, o sea, todo lo que respecta a la fase de hormigón está listo desde hace mucho tiempo. «No podemos construir más, debido a que existe un compromiso con la Fundación y la comunidad».

Para el funcionario la comunidad se comprometió a dejar en claro todo lo relacionado con el tema de la titularidad del terreno donde se levanta el colegio, para evitar a futuro que alguien pueda reclamar la obra como de su propiedad.

Por su parte, Jorge González, autoridad tradicional de Patsuamana, anunció que sacarán a los niños del colegio debido a que no están dadas las condiciones para recibir clases en esas instalaciones.

Sostuvo que la obligación de la Fundación Tras la Perla, es terminar las aulas, la biblioteca y el comedor, no obstante, esto no ha ocurrido. “Los directivos de la fundación no han aparecido, al menos no se ha informado sobre su presencia”.  Por lo tanto, la comunidad anuncia protestas para los próximos días.

En la actualidad esta sede solo cuenta con seis aulas de clases, mientras que son 14 grupos repartidos entre preescolar y primaria.

Madre de familia de la comunidad de Patsuamana.