Por atentados y asesinatos, 200 conductores de buses en Barranquilla entraron en paro: miles de usuarios afectados

Sin poder desplazarse hacia diferentes sectores del área metropolitana, amanecieron hoy miles de usuarios del transporte público en Barranquilla y Soledad.

Más de 200 conductores de las empresas Coolitoral y de Cootrab que cubren importantes rutas en la capital de Atlántico, decidieron no salir a trabajar la mañana de este jueves, por el temor de no regresar vivos a sus hogares.

Otras transportadoras como Lolaya, evalúan si se suman, en caso de que decidan bloquear la ciudad.

El gremio está siendo azotado por una ola de inseguridad que ha dejado dos conductores asesinados. En menos de una semana, en Barranquilla cinco buses fueron atacados a bala.

Es así que para exigir garantías de seguridad, esta mañana se declararon en cese de actividades, y no permitieron que ningún bus saliera a prestar el servicio.

El paro afecta especialmente a los usuarios de las avenidas Circunvalar y Cordialidad que atraviesan la ciudad,  donde las personas han tenido que caminar largas distancias tratando de conseguir en qué desplazarse para llegar a sus destinos.

El general Luis Carlos Hernández, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, afirmó que detrás de los ataques a buses de servicio público estaría alias el ‘Negro Ober’, señalado cabecilla de ‘Los Rastrojos- Costeños’ que fue enviado a una cárcel de máxima seguridad en Boyacá, mientras enfrenta varios procesos judiciales por delitos como homicidio y extorsión.

Indicó que los recientes atentados que entre domingo y lunes, cobraron la vida de dos choferes, no buscarían el pago de extorsiones, sino que serían la misma retaliación que emprendió  alias Negro Ober, ante la pena máxima que exigirá la Fiscalía en su contra.