Las protestas

Dos iniciativas ciudadanas dan cuenta de los graves problemas de inseguridad y del alto costo del servicio de energía, que empezó a generar las primeras protestas en una comunidad cansada de tanto atropello.

Por un lado, la inseguridad en varios municipios de La Guajira como Fonseca, Maicao, Manaure y Riohacha, en donde los delincuentes actúan abiertamente causando miedo en la población.
En Fonseca, su gente se cansó y salió en masa a protestar exigiendo al Gobierno nacional al menos el aumento del pie de fuerza, puesto que actualmente cuenta con solo el servicio de siete agentes de Policía.
La situación en los municipios no puede ser más dramática, cuando a pesar del apoyo que entregan las administraciones a la Policía no se les retribuye en los suficientes agentes que garanticen la seguridad ciudadana.
Igual que en Fonseca, sucede en Manaure con una alta población indígena y, solo siete agentes que prestan su servicio a la comunidad. Es urgente también que el comandante de Policía de La Guajira trabaje de la mano con los alcaldes, y no solo sea en los consejos de seguridad donde se trazan las estrategias para combatir a quienes actúan al margen de la ley.
Los hechos delictivos no paran atracos, secuestros y asesinatos a cualquier hora del día, situación que debe escalarse a otro nivel, es decir al gobierno nacional para que se planteen otras estrategias que permitan neutralizar las acciones de los delincuentes.
Los ciudadanos se cansaron y encuentran en la protesta la única forma de expresar sus inconformidades, por eso salen a las calles para ser escuchados por las autoridades buscando respuesta a un clamor general.
Al tema de inseguridad se suma el incremento en las tarifas del servicio de energía, lo que también está generando inconformidad en la ciudadanía quienes se sumaron a una protesta en las calles.
Esta situación que es un detonante también requiere de una respuesta del nivel nacional, pues se trata del tema de tarifas que maneja la Comisión de Regulación de Energía y Gas –Creg–, y el Ministerio de Minas y Energía, para lo cual se va a requerir de la intervención de los senadores y representantes guajiros que en bloque den esa lucha.