Infiltrados de ‘Primera Línea’ estarían detrás de vandalismo durante protestas de bicitaxistas y mototaxistas en Bogotá

Los bicitaxistas y mototaxistas en Bogotá protagonizaron este jueves una serie de manifestaciones en la Autopista Norte de Bogotá, y sobre la avenida Cali con Américas, en contra de la petición de la alcaldesa Claudia López a las autoridades para sacarlos de las calles.

La decisión de la mandataria capitalina obedece a que es que se cuentan con las rutas suficientes de transporte público, con sistema formal necesario para cubrir la demanda.

La medida llevó a quienes se dedican a este transporte informal, a salir a las calles a bloquear y protestar para exigir que los dejen trabajar.

«Que vean que no todos somos delincuentes, nosotros el gremio de bicitaxistas estamos orillados, esperando a los que sí llegan a romper y a delinquir se retiren, venimos cansados que nos persiga el Tránsito, nos persiguen como si fuéramos ladrones. Ya llegaron personas con palos, con piedras a querer agredir y no somos nosotros, nosotros venimos en paz», expresó otra manifestante, quien aseguró que habrían algunos infiltrados en las manifestaciones para deslegitimar con violencia sus exigencias.

Según el coronel Helbert Benavides, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, capturaron a 11 personas en medio de los enfrentamientos que dejaron daños a la infraestructura de la ciudad y vandalizaron buses de Transmilenio.

Indica el coronel Benavides que la jornada de protestas “pacíficas” que vivió Bogotá, protagonizada por mototaxistas y bicitaxistas, se vio empañada por vándalos encapuchados, al parecer de la autodenominada ‘Primera Línea’, quienes estarían infiltrados entre los manifestantes para generar disturbios y violencia.

“Este sector de Las Américas se ha caracterizado porque hay presencia de las primeras líneas, que hacen que estos escenarios de protestas se tornen de manera violenta y eso es lo que estamos analizando y anexando a las investigaciones”, indicó el subcomandante.

Hasta muy tarde estuvo cerrado el Portal Américas y las estaciones Patio Bonito, Biblioteca Tintal y Transversal 86, que fueron las más afectadas durante las protestas.

El saldo de los disturbios fue de un conductor herido, dos manifestantes lesionados, 26 buses troncales y 14 del SITP dañados, que superaron los 21 millones de pesos, según informó TransMilenio.