Pese a compromisos de seguridad para protegerlos, conductores en Barranquilla completan segundo día de paro

Con dificultades en la movilidad, amaneció este martes nuevamente la ciudadanía de Barranquilla y de los municipios del área metropolitana, por cuenta del segundo día de paro que completan los conductores de buses.

De acuerdo con lo manifestado por varios gerentes de empresas transportadoras, el día de hoy los conductores de por lo menos 90 rutas no llegaron a trabajar, al sentirse intimidados por la muerte de tres de sus compañeros durante la última semana.

Otros en cambio, llegaron bien temprano pero con sus vehículos decidieron bloquear las principales intersecciones viales de Barranquilla, como la Avenida Circunvalar y la calle Murillo.

El cese en la prestación del servicio del transporte público colectivo, tiene en caos no solo el desplazamiento de miles de usuarios, también ha impactado al sector comercial, gastronómico y hasta el educativo de la capital del Atlántico, que no abrieron sus puertas.

Compromisos de seguridad

Tras una reunión privada con representantes del gremio de transportadores, el alcalde de Barranquilla Jaime Pumarejo Heins enfatizó en las prioridades para las autoridades distritales y mandos militares y de Policía para proteger la vida de los conductores, usuarios del sistema y barranquilleros.

En el encuentro en el que participaron altos mandos de la Policía y del Ejército, se acordaron unos compromisos.

1.Barranquilla y su área metropolitana está enfrentando un fenómeno delictivo de alcance nacional, en el que delincuentes de grupos armados pretenden incrementar su accionar tratando equivocadamente de ganar capacidad de negociación ante el nuevo gobierno. No lo conseguirán.

2.Acompañamos, respaldamos y nos solidarizamos con los conductores del transporte público, a quienes les garantizamos su derecho a la protesta pacífica. Nuestra prioridad es que se proteja la vida.

3.El Ejército y la Policía asumirán, a partir de mañana (hoy) el compromiso de acompañar el despacho y las rutas de los buses. Desde las 4:00 a. m., la Policía, en cabeza del comandante de la Regional 8 y del nuevo comandante de la Metropolitana de Barranquilla, coronel Jorge Urquijo, recibirán a los uniformados que completarán los 1.000 efectivos que se dedicarán exclusivamente a vigilar los puntos neurálgicos de las rutas planteadas por los mismos conductores. Se trata de 220 hombres del Ejército nacional que llegarán a apoyar operaciones estratégicas.

4.Las peticiones de los conductores han sido escuchadas con atención y serán puestas en práctica. No están solos. Toda la fuerza institucional del Estado está volcada a proteger su integridad. Unidos, superaremos este desafío.

De igual forma el mandatario precisó que con e Batallón de Fuerzas Especiales se  hará seguimiento semanal a estas medidas con los mismos transportadores y serán presentadas al Minstro de Defensa.

Consejo de seguridad con los conductores.