Cerrejón alcanza las 4.700 hectáreas rehabilitadas de antiguas áreas de minería

Cerrejón ha alcanzado las 4.700 hectáreas de tierra rehabilitadas, en áreas donde anteriormente realizaba su actividad minera. De esta cifra, 255 hectáreas fueron restauradas durante 2021. Así mismo, la compañía tiene como meta rehabilitar 300 hectáreas durante 2022.

Como parte de este programa de rehabilitación, la empresa ha sembrado desde 1990 más de 2,2 millones de árboles de especies nativas. Este año sembrará 600.000 árboles, muchas de ellos de especies en amenaza, con el objetivo de transformar las áreas mineras en bosque seco tropical. De esta forma, Cerrejón está aportando a la protección de este ecosistema, uno de los más amenazados de nuestro país.

“En Cerrejón operamos de forma responsable con el medio ambiente. Por eso, desde inicios de nuestra operación, y antes de que fuera una exigencia legal en el país, trabajamos para dejar un legado ambiental positivo para La Guajira y así entregar las áreas que fueron mineras en iguales o mejores condiciones de las que las encontramos. Gracias a este trabajo, fortalecemos día a día al corredor de biodiversidad Wüin-Manna, que une a la Serranía del Perijá con la Sierra Nevada de Santa Marta”, manifestó Luis Madriñan, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.  

Para lograr este hito, Cerrejón ha creado un banco de semillas de más de 50 especies nativas de bosque seco tropical como el carreto, puy, ollita de mono, guayacán y ébano. Además, para la siembra, la compañía ha contado con el apoyo de más de 200 personas, de cinco comunidades, agrupadas en dos asociaciones comunitarias. Con estas se está conformando una red de viveros que puede producir más de 600.000 árboles nativos anuales.

Las tareas de siembra realizadas en 2021, convirtieron a Cerrejón en la empresa minera colombiana que más árboles plantó en el proyecto ‘Sembrar Nos Une’, una iniciativa liderada por el Ministerio de Ambiente.

El proceso de rehabilitación de suelos en Cerrejón se divide en las siguientes fases: reconocimiento de suelos y relocalización de fauna, preservación de suelos, minería de carbón, adecuación de tierras, estabilización de suelos, revegetación y  post minería, que son los bosques maduros y protegidos para la conservación.