Supersociedades levanta control máximo sobre Monómeros: presidente Petro dice que la empresa está casi quebrada

Con expectativa recibieron en Barranquilla la decisión de la Superintendencia de Sociedades de levantar la medida de control a la empresa Monómeros Colombo Venezolanos, una de las más grandes productoras de fertilizantes del país.

Esta compañía con sede principal en la capital del Atlántico y con una anexa en el puerto de Buenaventura, había sido intervenida por un aparente riesgo de insolvencia económica.

“La empresa cumple con todos los estándares del mejor gobierno corporativo, con transparencia y además el proceso financiero corporativo administrativo va marchando de manera adecuada”, manifestó Guillermo Rodríguez, gerente de Monómeros.

La Superintendencia de Sociedades había intervenido a Monómeros, luego de detectar posibles problemas administrativos y contables que podrían afectar su funcionamiento.

Esta compañía genera más de 2 mil empleos directos e indirectos. Además, pone casi el 40% de los insumos agrícolas de Colombia.

“La veracidad, transparencia y cumplimiento de nuestros procesos nos dan un nuevo logro. Celebramos esta gran noticia”, dijo en su cuenta Twitter la empresa venezolana.

No obstante, la decisión de Supersociedades no libra completamente a Monómeros del monitoreo del Estado colombiano, pues la resolución advierte que la compañía “pasará al grado de supervisión de vigilancia”.

De acuerdo con la ley colombiana, esto implica que Supersociedades podrá “solicitar, confirmar y analizar de manera ocasional la información que requiera sobre la situación jurídica, contable, económica y administrativa” de las empresas o sobre operaciones específicas.

Además, la resolución deja claro que la empresa estará sometida a una vigilancia permanente para velar que se ajusta a la ley y a sus estatutos en su formación, funcionamiento y desarrollo de su objetivo social.

Supersociedades también exhorta a los directivos de Monómeros a cumplir con los denominados “deberes de los administradores” establecidos en el artículo 23 de la Ley 222 de 1995 que rige las operaciones comerciales de las empresas:

• Obrar de buena fe, con lealtad y con diligencia y desarrollar el objeto social de la empresa.

• Velar por el cumplimiento de las disposiciones legales.

• Permitir el trabajo de la revisoría fiscal.

• Proteger la reserva comercial de la empresa.

• Dar un trato equitativo a todos los socios.

• Abstenerse de participar en actividades que impliquen competencia con la sociedad o en actos que impliquen conflicto de intereses.

Pronunciamiento del presidente Petro

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, se refirió este martes a Monómeros. Admitió que es un caso difícil en torno a una empresa casi quebrada y que ameritará revisar el marco jurídico y de sanciones.

“Es una empresa afectada, casi que quebrada, que hay que ver técnicamente cómo se pueden reiniciar las formas jurídicas y hay que ver si el sistema de sanciones aún está vigente; entonces eso no es tan fácil”, dijo el mandatario.

El mandatario colombiano también subrayó que mientras no se normalicen las relaciones entre Venezuela y Colombia, no habrá envío de embajadores. Aclaró que los primeros contactos entre su canciller Álvaro Leyva y Venezuela han sido “para ir procesando la apertura de la frontera”.

Enfatizó que antes de restablecer las relaciones militares, se restablecerán las culturales, comerciales, sociales y familiares.