¿La Guajira no es Caribe?

Más que sor p r e n d i d o s hemos quedado ante los entusiastas anuncios de los gobernadores de los departamentos de Atlántico, Magdalena y Bolívar en el sentido de que van bien adelantados los estudios para poner en marcha el llamado ‘Tren Regional del Caribe’. Así como lo leen.

‘Tren Regional del Caribe’. Pero, un Caribe mutilado en donde el departamento de La Guajira quedó, como la guayabera, por fuera. Quién lo creyera. Que se sepa, no hemos estado ni como invitados al proceso. ¿Por qué será? Buena pregunta.

Serán los gobernadores de los departamentos beneficiados quienes tengan la respuesta para que hayan decidido que el tren se asomara a Palomino, en los límites con el Magdalena y se regresara con su carga de progreso y beneficios para Barranquilla. Bueno.

Estamos sin gobernador. Pero, tenemos senadores y representantes a la Cámara que bien podrían decir algo para referirse al tema porque para eso fueron elegidos. O, por lo menos, eso creemos. A menos que estemos equivocados y que hacer parte de la red férrea del Caribe sea un asunto de poca monta y que los congresistas existen para otros menesteres mucho más importantes que impactar positivamente el transporte de carga y/o de pasajeros dentro y fuera de la península.

¿Cuál sería el impacto del transporte férreo de productos desde Barranquilla hasta Riohacha o Maicao? ¿Cómo se beneficiarían los campesinos cultivadores de productos de pancoger asentados en la Sierra Nevada en jurisdicción de La Guajira?

Es lógico pensar que la reducción de costos de transporte impacta positivamente los precios de los productos que llegan al consumidor final que es en últimas, quien se beneficia. Y, eso es una necesidad sentida de la comunidad guajira. La Guajira está llena de esperanzas y muchas de esas esperanzas se fundamentan en el nuevo gobierno.

Y, bueno, ya no solamente de un nuevo gobierno, sino también de un nuevo gobernador que se ponga la camiseta del Departamento y como un solo hombre, acompañado de senadores y representantes, alcen la voz ante el Congreso, ante la presidencia, ante los ministerios y organismos descentralizados para que se convenzan de que La Guajira sí existe y que somos cientos y cientos de habitantes mezclados en comunidades étnicas wayuú, afros, wiwas, kankuamos, arhuacos, mestizos y hombres y mujeres nacidos en La Guajira con ascendencia del medio oriente.

Creemos que todavía estamos a tiempo para que La Guajira se integre al equipo de departamentos con opción de hacer parte del Tren Regional del Caribe. Y seguimos buscando compromisarios como la Cámara de Comercio para que lidere el proceso y lo fortalezca con el poder de la información económica y que cuenten con nosotros. Pa’ luego es tarde.