¡Jóvenes, el momento es ahora!

Por: Daniel Ceballos Brito

En 1999, la Organización de las Naciones Unidas –ONU– estableció el 12 de agosto como Día Internacional de la Juventud, con el objetivo de exponer la problemática y desafíos que enfrentan los jóvenes, así como promover y celebrar el potencial y las capacidades de la juventud como motores de cambio.

Es en un día como hoy, cuando debemos develar el mito con el que muchos jóvenes crecimos cuando nos decían que los “jóvenes somos el futuro”, mientras que a lo largo de nuestra juventud nos encontramos con que se nos niegan oportunidades porque simplemente dicen que aún somos muy jóvenes.
La realidad es otra. En La Guajira, hoy los jóvenes de 14 a 28 años representan más del 28% de la población total del departamento; hoy estos jóvenes están llenos de esperanzas, formados en un nuevo mundo y con las mejores capacidades; hoy, los jóvenes reclamamos romper con ese mito, reclamamos construir el futuro desde hoy, desde el presente, reclamamos ser presente y futuro.
Los desafíos y la problemática que afronta nuestra región siguen siendo grandes. Los jóvenes, de la misma forma, son una de las poblaciones más afectadas; factores como la educación, las oportunidades para emprender y la empleabilidad siguen golpeando fuerte a la juventud.
Por esto, existe una urgente necesidad de establecer y crear estrategias que realmente generen oportunidades de empleo para los jóvenes, al igual que fortalecer el acceso a una educación eficaz para el mejor desarrollo laboral y empresarial.
En efecto, La Guajira al contar con una de las poblaciones jóvenes más representativas del país, es justo y requiere el llamado de atención para que, de la mano de todos los actores de la juventud, los actores gubernamentales, las empresas privadas, la academia y gremios, construyamos una política pública de juventud pertinente y adecuada para el mejoramiento de la calidad de vida de los jóvenes guajiros.
Jóvenes, el momento es ahora, recordemos que somos el motor de cambio en nuestra sociedad y nuestra participación es fundamental para lograr esos grandes cambios que La Guajira y Colombia anhela.