Senador conservador movió las fichas para conformar la terna a la Gobernación de La Guajira

El hermetismo que se manejó para la conformación de la terna para elegir gobernador de La Guajira fue determinante para que de manera sigilosa se radicará en la Presidencia de la República y en el Ministerio del Interior, una jugada maestra de quien se dice hoy maneja los hilos del poder en el partido Conservador.

Se trata nada más y nada menos que del senador antioqueño, Carlos Andrés Trujillo González, quien logró llevarse del Departamento 20.578 votos; su fórmula a la Cámara de Representantes fue Juan Loreto Gómez Soto, quien logró conservar la curul para el partido, los cuales recibieron el apoyo del movimiento que llevó a la Alcaldía de Uribia a Bonifacio Henríquez.
Trujillo González solo en Uribia obtuvo 10.032 votos, lo que lo convirtió en el segundo senador más votado del Departamento. Además, conquistó votos en los 15 municipios.
La jugada dejó por fuera al partido de La U, que en La Guajira orienta el actual senador Alfredo Deluque Zuleta y quien fue pieza clave en la campaña de Nemesio Roys Garzón, para que llegara a la Gobernación de La Guajira.
La fotografía del momento de la inscripción de Nemesio Roys Garzón a la Gobernación cambió, en aquel momento la exrepresentante María Cristina Soto, estaba a su lado, brindando el apoyo al candidato conservador, hoy su grupo político que lidera el representante Juan Loreto Gómez, se encuentra distanciado del exgobernador al parecer desde el pasado 1 de julio de 2021.
A esa circunstancia se añade el particular caso del partido Colombia Renaciente, que ostenta una sola curul en el país, con el representante Jorge Cerchar, de La Guajira y quien logró salir victorioso entre otras por el apoyo que recibió de algunos amigos muy cercanos a Nemesio Roys Garzón, movimiento que al final también dejó solo al exmandatario.

Orieta Peñaloza, Isaac Carrillo y Rafael Manjarrez.


La terna
La terna fue radicada la tarde del miércoles en la Presidencia de la República y el Ministerio del Interior, firmada por los presidentes de los directorios del partido Conservador, Cambio Radical y Colombia Renaciente.
La conforman María Estela Peñaloza Ovalle, quien fue diputada en representación del partido de la U y en esta oportunidad es avalada por el partido Colombia Renaciente. Es cercana al secretario general de la Cámara de Representantes, Jaime Luis Lacouture, quien se dice tiene aspiraciones a la Gobernación de La Guajira.
El otro ternado es el abogado, compositor y actual notario de Santa Marta, Rafael Manjarrez Mendoza, representa al partido Cambio Radical, y es esposo de la directora del Servicio Nacional de Aprendizaje –Sena– regional Guajira, Linda Tromp Villarreal.
Además de Isaac José María Carrillo Parodi en representación del partido Conservador, fue secretario de Planeación de la Gobernación de La Guajira, actualmente es secretario de Hacienda de Barrancas, donde su alcalde Iván Mauricio Soto es primo del representante a la Cámara, Juan Loreto Gómez Soto.
Es importante recordar que los partidos que avalaron a Nemesio Roys Garzón en sus aspiraciones a la Gobernación suscribieron un documento donde dejaron claro que en caso de presentarse una falta temporal o absoluta la terna del candidato electo será conformada en consenso por los partidos coaligantes que deberá lograrse en un término no superior a los 15 días calendarios, contados a partir de la notificación a cualquiera de los movimientos, si superado ese términono logran consenso, entonces la terna se conformará por votación obtenida por la mayoría simple entre los partidos.
En este caso, no se logró el consenso entre los cuatro partidos y procedió a conformarse con la mayoría que conformaron el partido Conservador, Cambio Radical y Colombia Renaciente.
Radicada la terna, entran a revisión las hojas de vida en la ventanilla única del Ministerio del Interior, si todos están habilitados, se esperaría entonces que el presidente de la República, Gustavo Petro, nombre gobernador para que termine el actual periodo de gobierno.

Reacciones
La representante a la Cámara, Carmen Ramírez Boscán, en un comunicado a la opinión pública, al referirse a la crisis institucional y a la ingobernabilidad de La Guajira, plantea que esa situación y la reciente nulidad de la elección de Nemesio Roys, la motivan a exigir garantías democráticas en el proceso de designación del nuevo gobernador o gobernadora por parte del presidente de la República, como indica el artículo 303 de la Constitución Política, en quien reconoce su talante de estadista, cuya victoria se nutre de esa Colombia profunda, periférica e históricamente excluida, a la cual La Guajira pertenece, por lo que también gracias a ella es el primer gobierno popular de la historia republicana del país.
Esas garantías implican que se blinde la designación del simple pulso político de gamonales electorales y de las tradicionales prácticas politiqueras.
Además, hacer un ejercicio respetuoso con la población guajira, privilegiando la meritocracia e idoneidad para asumir los retos del territorio.
Y devolver la confianza en la institucionalidad democrática para desarrollar la agenda del gobierno departamental en lo que resta del periodo institucionalidad, máximo cuando se esta ad portas del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Venezuela.
Por su parte, el excandidato al Senado de la República, Luis Alonso Colmenares, en sus redes manifestó: “Yo si lamento que mi partido Cambio Radical, haya resuelto integrar la terna para designar al gobernador de La Guajira solo para cumplir un requisito y sin ninguna vocación e interés en tener una real aspiración de gobernar”.