Corpoguajira sigue protegiendo el
ecosistema y las especies de La Guajira

Con la ampliación del área protegida del Distrito Regional de Manejo Integrado Perijá, se llega a diez áreas protegidas en el departamento de La Guajira, declaradas por la Corporación Autónoma Regional de La Guajira (Corpoguajira) luego de cumplir con todo un proceso legal y comunitario.

La primera área protegida fue la reserva forestal protectora Montes de Oca, a través del acuerdo del consejo directivo 017 del 2007.
A partir de ese momento, la entidad inició todo un trabajo de investigación para definir sus áreas protegidas, dada su importancia ambiental y para conservar su ecosistema y especies.
En ese orden, recientemente la entidad ambiental, amplió el área protegida del Distrito Regional de Manejo Integrado Perijá, en 18.276 hectáreas, lo cual permitirá fortalecer la conectividad del bosque seco tropical y bosque subandino, en las cuencas alta y media de los arroyos Seco, Caurina y Magalote y los ríos Cerrejón y Palomino.
Samuel Lanao Robles, director General de Corpoguajira, explicó que “la extensión contribuye con el uso sostenible de los recursos de los ecosistemas de bosque seco; proteger los elementos naturales que son determinantes culturales para las comunidades étnicas y preservar y recuperar los manantiales y nacederos localizados en esta zona”.
Adicionalmente, resaltó el trabajo articulado con el Programa Riqueza Natural de Usaid y con las comunidades locales durante todo el proceso ejecutado para poder oficializar la declaratoria y precisó que “ya estamos trabajando en los componentes de diagnóstico, y ordenamiento que harán parte el plan de manejo del área”.
La entidad ambiental informó que con esta ampliación, el área protegida consolida un total de 42.158 hectáreas, distribuidas entre los municipios de El Molino, San Juan del Cesar, Fonseca, Barrancas y Hatonuevo.
Sumado a lo anterior informó que esta gestión fortalecerá la conservación de especies de fauna como el jaguar, la marimonda y la guacamaya verde; asimismo ejemplares de flora con un alto grado de amenaza como el corazón fino, ébano, puy, guayacán, entre otras.
La aprobación se realizó en la sesión del Consejo Directivo de Corpoguajira, realizada en el resguardo indígena Nuevo Espinal (Barrancas), la cual conto con la participación de representantes la dicha comunidad.
Álvaro Ipuana, cabildo gobernador del resguardo, manifestó que “la población se siente emocionada porque esto nos garantiza la seguridad de los territorios. Necesitamos que estas áreas sean conservadas porque esto es el medio de vida de nosotros los campesinos e indígenas”.
Finalmente, Corpoguajira señaló que en el marco de este proceso se desarrollaron a cabalidad las diferentes etapas de consulta previa con los Resguardos Indígenas Nuevo Espinal y Tamaquito II.

Cerro Pintao.


Otras áreas
El parque regional natural Cerro Pintao, en una extensión de 9.301 hectáreas, ubicado en los municipios de Villanueva, Urumita y La Jagua del Pilar, hace parte de las áreas protegidas del departamento de La Guajira.
El cerro está cubierto por los bosques pre montanos y montanos que en las zonas más elevadas son reemplazadas por páramos, allí se protegen especies como Oso de Anteojo y el Tapaluco del Perijá. También protegen microcuencas hidrográficas que abastecen de agua para consumo humano.
El Distrito Regional de Manejo Integrado Bañaderos, en una extensión de 10.820 hectáreas, en los municipios de Hatonuevo, Barrancas, Riohacha y Distracción, rodeado de bosques húmedos y bosques secos tropicales.
Protege especies como la marimonda, la rana, el morrocoy, el cóndor de los andes, el águila solitaria, el rastrojero, la guacamaya verde, el mico nocturno, los tigrillos, el puma o el león colorado. Así como la cuenca superior del río Tomarrazón – Camarones, la cual cumple un papel decisivo en el aporte de agua, a la Laguna Navío Quebrado, contribuyendo de esta manera a lograr el equilibrio ecológico de este ecosistema lagunar.
Distrito Regional de Manejo Integrado delta del río Ranchería: abarca 3.601 hectáreas, ubicado en los municipios de Riohacha y Manaure, rodeado de bosques de manglar matorral subxerofítico.
Protege especies como: el cardenal guajiro y el cangrejo azul. Así también, el área es refugio para aproximadamente 27 especies de aves migratorias, que cumplen funciones de dispersión de semillas ayudando a transformar y mantener la estructura funcional del ecosistema.
Distrito Regional de manejo integrado Cuenca Baja del rio Ranchería: en una extensión de 32.443 hectáreas, en los municipios de Albania, Maicao, Manaure y Riohacha, rodeado de bosques secos y matorral subxerofítico.
Protege especies como: la guacamaya verde y el cardenal guajiro. Esta área alberga 25 especies de mamíferos, 33 de reptiles, 22 de anfibios, cerca de un centenar de especies de plantas y 116 especies de aves que equivalen al 6.13% de las registradas en Colombia.
Reserva forestal protectora Montes de Oca: su extensión llega a 12.294 hectáreas, en los municipios de Maicao, Albania y Hatonuevo, rodeado de bosques secos y matorral subxerofítico.
Protege especies como: la guacamaya verde, la tangara, la perdiz y la paloma cardonera. A su vez, protege microcuencas hidrográficas presentes en el área, de las cuales depende el mantenimiento y la regulación del caudal hídrico del río Carraipía y el abastecimiento de agua para el consumo humano, conserva los valores paisajísticos presentes en el área, a fin de que puedan ser utilizados en actividades de contemplación y recreación pasiva.
Reserva forestal protectora Cañaverales: ubicada en el municipio de San Juan del Cesar, rodeado de bosques secos.
Protege especies como: el oso hormiguero, el tigrillo, la guacamaya y carpintero pequeño. Así también, conserva las especies de flora amenazadas que existen en el área y que corresponden al ébano, guayacán y carreto.
Reserva de manejo integrado de Musichi: en el municipio de Manaure, en una extensión de 1.494,4 hectáreas. Rodeado de matorrales subxerofíticos, bosques de mangle y los humedales costeros y zonas de marisma.
Protege especies como: el flamenco rosado, el colibrí anteado, el carpintero castaño, el batará encapuchado, el tiranuelo diminuto, el chamicero bigotudo, el pinzón de Tocuyo y el cardenal guajiro. También conserva espacios naturales de especial significancia cultural para la comunidad indígena wayuú.
Distrito Regional de manejo integrado Pastos Marinos Sawairü: ubicado en los municipios de Manaure y Uribia, en una extensión de 61.176,65 hectáreas, rodeado principalmente del ecosistema de pastos marinos.
Provee servicios ecosistémicos entre los que se destacan; la provisión del recurso pesquero asociado a los pastos, brindando la seguridad alimentaria de las comunidades locales, el servicio de regulación al ser sumidero de carbono importante para la actual economía del Blue Carbo, la protección costera que genera ante los efectos del cambio climático y los servicios culturales como el atractivo turístico con tendencia al incremento.
Distrito de conservación de suelos Serranía de Perijá: en los municipios de El Molino, Villanueva, Urumita y La Jagual del Pilar, en una extensión de 21.043,68 hectáreas. Contiene bosque seco y subandino de las cuencas altas y media de los ríos Marquesote, El Molino, Mocho, Villanueva, Capuchino y Urumita, y de los Arroyos Vira Vira, Marquesotico y Los Quemados.
Protege especies como: Paujil copete de piedra, la marimonda y el ébano.

DMI Musichi.