Conmoción por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner

Argentina entró en un estado de conmoción por el ataque contra la Vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, a quien un hombre trató de asesinar con un arma de fuego que habría alcanzado a gatillar a centímetros de su cabeza sin que saliera la munición, cuando estaba por ingresar a su casa en el barrio porteño de Recoleta.

El ataque, sin precedentes en esta etapa de la democracia argentina, mereció el inmediato repudio de ministros, legisladores, encumbrados dirigentes políticos de la oposición y el oficialismo, sindicatos y personalidades de distintos sectores, que pidieron el esclarecimiento del caso.

El intento de magnicidio quedó registrado en imágenes tomadas por la Televisión Pública en las inmediaciones del domicilio de la exmandataria, donde permanece un grupo de ciudadanos desde hace varios días, mientras el agresor, identificado como Fernando Andre Sabag Montiel, quedó detenido por agentes de la Policía Federal.

En una de las imágenes difundidas se ve con nitidez cuando la Vicepresidenta acababa de bajar de un auto para entrar a su domicilio y un arma se acerca a su cabeza. En el registro parece que el agresor intenta disparar.

El presidente Alberto Fernández consideró al hecho como «el más grave» desde el regreso de la democracia y declaró a este viernes feriado nacional «para que en paz y armonía el pueblo pueda expresarse en defensa de la vida y la democracia y en solidaridad con nuestra Vicepresidenta».

El jefe de Estado dio un discurso por cadena nacional pocos minutos después de la medianoche. La Vicepresidenta regresó por la noche a su casa en la esquina de Juncal y Uruguay.

¿Quién es el capturado?

Durante la habitual ronda de saludos y muestras de afecto que la exmandataria realiza entre los militantes que se acercan a saludarla a su regreso del Senado, un hombre infiltrado entre la multitud se le acercó y activó el arma de fuego.

Fernando Andre Sabag Montie es un brasileño de 35 años con antecedentes penales y que lleva tatuajes con referencias nazis.

El hombre reside en Argentina desde 1993 y actualmente vive en el barrrio La Paternal, en Buenos Aires, según informaron fuentes gubernamentales al diario La Nación.

Según el rotativo Clarín, en marzo de 2021 el detenido fue encausado por portar un arma no convencional en La Paternal. Se trataba de un cuchillo de grandes dimensiones que alegó llevaba para su defensa personal.