Protesta social por la falta de agua

Los habitantes del corregimiento de Papayal, jurisdicción del municipio de Barrancas, colocaron la primera piedra para que el Gobierno Nacional se acuerde de la necesidad apremiante que tenemos los guajiros con la falta de agua en la mayoría de los municipios, corregimientos y caseríos, tras realizar por tres días una justa y acertada protesta social que provocó el cierre de las vías de acceso entre el Norte y el Sur de La Guajira.

Y como anillo al dedo, coincidió la manifestación con la presencia en este departamento de la ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio, Catalina Velasco Campuzano, quien pudo escuchar de la comunidad sedienta y de los gobiernos locales, la crisis de agua por la que estamos atravesando.

Los papayaleros dejaron un precedente al manifestar por las vías públicas de la jurisdicción de Barrancas, su inconformidad ante la falta del preciado líquido en sus plumas, cuya forma de conseguir el agua pareciera que el tiempo los hubiera estacionado veinte años atrás en donde todavía no había despegado los adelantos tecnológicos.

Sabemos que el cambio climático está disminuyendo el suministro de agua a la humanidad, pero creemos que este tipo de discurso se puede dar para aquellos países en donde predomina la resequedad y las lluvias son escasas en cada año, pero en La Guajira contamos con la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía del Perijá, de donde bajan una serie de ríos que al final terminan desembocando en el mar y no en las plumas o grifos de los guajiros.

Solo falta que los gobiernos hagan las inversiones para la captación y desplazamiento del agua a las residencia de los guajiros, he allí en donde seguramente se quiere enfocar el gobierno de Gustavo Petro y así le entendimos a la ministra de Vivienda durante su gira por este departamento.

El agua es vital para el ser humano, es primordial para los pueblos y necesario para las nacionales y son los gobiernos los llamados a darles agua a sus habitantes para evitar el éxodo de la ciudadanía ante la falta del preciado líquido.

¿Qué viene después de la manifestación de los papayaleros? Un programa que no sea como el fracasado ‘Guajira Azul’ y ‘Sur Azul’, el cual su creación y funcionamiento aún no está claro para muchos habitantes de este departamento, ya pareciera que se hubiera convertido en la caja menor del Gobierno nacional